handwritten text on paper

Las personas expresan usualmente comentarios racistas y no creen que deben ser considerados así, pero muchas veces, por ejemplo, subrayan el lugar de nacimiento de otros.

Muchas veces con la excusa que son en broma, estos hacen sentir doloridos, inseguros y solitarios a los demás. Asimismo, es importante conocer su dinámica para fomentar la diversidad cultural, la cual es vital para el impulso de una sociedad desarrollada, nutrida con mayores estímulos creativos que se retroalimentan por diferentes ideas y perspectivas.

El término racismo fue definido por primera vez por el Oxford English Dictionary (2ª edición, 1989) como “la teoría de que las características y habilidades humanas distintivas están determinadas por la raza”; el mismo diccionario calificó el racismo como: “creencia en la superioridad de una raza en particular”.

Dachau (Alemania) – www.muziphotography.com

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el racismo implicaba discriminación racial, la supremacía racial y una intención dañina. (El término “odio racial” también había sido utilizado por el sociólogo Frederick Hertz a fines de la década de 1920).

El reciente asesinato de George Perry Floyd en Powderhorn, Minnesota (Estados Unidos), volvió a destacar al racismo en los principales medios de comunicación mundial. Este incidente, rememora otros tristes acontecimientos como el de los Juegos Olímpicos de 2008, cuando la policía local exigió a los dueños de bares en el centro de Pekín a “no servir a los negros o mongoles”, ya que la policía asoció a estos grupos étnicos con la prostitución ilegal y el tráfico de drogas. Los acontecimientos de racismo son habituales y de carácter internacionales.

A pesar de las detracciones acerca de que los modelos psicoanalíticos no son aplicables a los fenómenos sociales, la comprensión del proceso narcisista vigoriza la construcción de una persona prejuiciosa. Especialmente, las conductas raciales pueden representar una crisis narcisista de la personalidad o una reconstrucción del comportamiento primitivo narcisista a representaciones en el otro.

El psiquiatra Carl Bell aseveraba: “Finalmente, los negros, debido a su posición vulnerable, pueden desarrollar una grandiosidad o una ira narcisista destructiva secundaria a una falta total de empatía de una sociedad racista o pueden sobrevivir psicológicamente desarrollando su empatía, sabiduría y creatividad.”[1].

Bell, investigador internacional del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos, diferenciaba entre el narcisista racial, el racista inducido por estrés y el mal informado psicológicamente.

El racista narcisista es una persona cuyo racismo es principalmente un síntoma de un trastorno de personalidad narcisista (un diagnóstico de trastorno de personalidad no exime a la persona de la responsabilidad de su comportamiento en términos de las consecuencias legales de ese comportamiento).

El racismo inducido por el estrés es un comportamiento racista que ocurre en respuesta al estrés y no debido a un trastorno crónico de la personalidad caracterizado por actos racistas crónicos.

Por su parte, el mal informado psicológicamente se dividen en dos tipos de racistas socialmente mal informados: aquellos con un trastorno narcisista subyacente de la personalidad que requiere la fusión con el arcaico objeto propio para que emerjan los sentimientos y el comportamiento antipático del racista, y aquellos que simplemente están mal informados socialmente en una etapa temprana la edad y las personas con exposición adecuada pueden ser colocadas en un estado de disonancia cognitiva suficiente para que ese individuo abandone sus creencias ignorantes.

En conclusión, Bell describe que el racismo (la creencia de la superioridad racial y, por lo tanto, el derecho a dominar otras razas) es un derivado psíquico a través del cual el narcisismo puede manifestarse.


[1] Bell C. C. (1980). Racism: a symptom of the narcissistic personality disorder. Journal of the National Medical Association72(7), 661–665.

Por Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

Un comentario en «El racismo intrínseco»

Deja un comentario