young asian female looking at reflection

En la actualidad, se vive en la era de la divergencia. Intentamos y necesitamos comportarnos de manera diferente frente al resto de la sociedad. Esta practica suele estar distorsionada.

Se incurre en el uso de lo interpersonal, del individualismo autosuficiente. Desde esta perspectiva, se fortifica la idea de que somos autónomos de la comunidad en la que existimos, incluso también nos predispone a luchar en contra de esta.

Tanto en Constant (1980) como en Tocqueville (1961), de manera explícita, el individualismo, en estrecho vínculo con el liberalismo, es definido como una filosofía que desplaza el centro de gravedad desde la vida pública (y de la exigencia del compromiso republicano) hacia la vida privada o las actividades del mercado. El burgués triunfa sobre el ciudadano. Desde su primera formulación, el individualismo señala una ruptura con la exigencia de la participación republicana[1].

Este deseo de diferenciarse de la multitud no es algo que haya prexistido antiguamente; en cambio, es una preferencia vigente. Ninguna cultura de la antigüedad ha tenido las herramientas que hay en la actualidad para dogmatizar ese fin. Al mismo tiempo, ninguna civilización ha puesto en peligro la conservación de la especie humana como en esta década.

La naturaleza y la cultura son la manera en que el ser humano vive, aumenta su conocimiento, crea bienes materiales y obras de arte, etc. El hombre aislado de su civilización no podría lograr por sí mismo esa “libertad” que reclama en nombre del individualismo.

¿Por qué a pesar de sus debilidades y de las críticas de las que nunca dejó de ser objeto, el individualismo nunca desapareció? ¿Por qué siendo poco valorizado, y a veces claramente denostado, nunca perdió vigencia y fue siempre uno de los grandes zócalos de la vida social en la región? Esta larga permanencia histórica, ¿es una expresión por indirecta que sea a nivel político, del vigor del individualismo agéntico en la vida social? ¿O es, por el contrario, la simple expresión de la fuerza del proyecto de imposición ideológica propio de las élites?[2]


[1] Araujo, Kathya, & Martuccelli, Danilo. (2020). LEER LOS MOVIMIENTOS SOCIALES DESDE EL INDIVIDUALISMO: REFLEXIONES A PARTIR DE LATINOAMÉRICA. Educación & Sociedade41, e228265. Epub July 22, 2020.https://doi.org/10.1590/es.228265

[2] https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/7235692.pdf

Por Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

Deja un comentario