person holding camera film
Nicéphore Niépce — Wikipédia
Joseph Nicéphore Niépce

Los científicos han descubierto que ciertos compuestos de plata, entonces llamados sales de plata y ahora llamados haluros de plata, se vuelven negros cuando se exponen a la luz. En Inglaterra, Thomas Wedgwood experimentó con uno de estos haluros de plata (nitrato de plata) para producir siluetas. Sin embargo, las imágenes no eran permanentes y se volvían negras a menos que se mantuvieran en la oscuridad.

A principios del siglo 19, el francés Joseph Nicéphore Niépce intentó  probar con un método de impresión de artes gráficas llamado litografía. Su trabajo lo llevó a experimentos adicionales usando betún, una sustancia resinosa, y aceite de lavanda. 

Él desarrolló un proceso mediante el cual podía capturar permanentemente la imagen de una cámara oscura. En 1827 se hizo la fotografía más antigua que  aún se conserva en el mundo. La misma ilustra la vista desde una ventana en Le Gras, en la región de Burgundy, en Francia. 

OMNIA - Collectie Herman Maes, Belgium
Louis Jacques Mandé Daguerre

Dos años más tarde, Louis Jacques Mandé Daguerre se comunicó con Niépce y se convirtieron en socios. Ahí comenzó el proceso que llegó a ser conocido como daguerrotipo. El procedimiento consistía en una hoja recubierta de plata de cobre  sensibilizada con vapor de yodo, que se transformaba en un recubrimiento de yoduro de plata sensible a la luz. La placa de daguerrotipo fue expuesta en la cámara y, luego de someterse a vapores de mercurio a temperaturas de unos 50 grados centígrados, las áreas expuestas absorbieron átomos de mercurio y grabaron la imagen.

Finalmente, la imagen se fijaba con fino detalle,  aunque cada exposición producía sólo una fotografía, incapaz de reproducirse. Además, el proceso requería exposiciones de hasta varios minutos, incluso en la luz del sol, lo cual limitaba a los sujetos a la inmovilidad absoluta. A pesar de esto, el proceso de inmediato se hizo popular, especialmente para los retratos. 

William Henry Fox Talbot

Posteriormente, William Henry Fox Talbot  erigió su propio método de fotografía en la misma época que Daguerre estaba inventando el daguerrotipo. Talbot utilizó papel impregnado con nitrato de plata o cloruro de plata. 

Cuando éste se exponía ante una cámara, se volvía negro donde la luz lo golpea. Es la creación de una imagen negativa. Luego, ésta se hacía permanente y la fijaba con hipoclorito de sodio. Seguidamente, para lograr la imagen positiva, se colocaba el negativo en un segundo trozo de papel con la emulsión sensible y se exponía  esta combinación a la luz brillante. 

Calotipo o Talbotipo

Los dibujos fotogénicos, como Talbot los llamaba, carecían de la nitidez y la brillantez del daguerrotipo, pero ofrecen la gran ventaja de que de una negativa se podía hacer una gran cantidad de impresiones positivas. Su proceso, conocido como el Calotipo o Talbotipo, fue menos multitudinario que el daguerrotipo. No obstante, la mayoría de los métodos posteriores de la fotografía han evolucionado a partir de su obra.  Talbot, por lo tanto, estableció el primer proceso negativo-positivo.

Colodión húmedo – Frederick Scott Archer

En 1851, Frederick Scott Archer de Inglaterra hizo público su proceso de colodión húmedo, en el que se utiliza una placa de vidrio recubierta con colodión como base de haluros de plata sensibles a la luz. Su procedimiento, que requiere siete pasos, era ligeramente menos complicado que el proceso de daguerrotipo, aunque considerablemente menos costoso. También produce un negativo que era mucho más agudo que del calotipo. 


Pronto, el proceso de colodión húmedo había suplantado tanto las técnicas más antiguas como el proceso más utilizado de la fotografía. Un gran inconveniente del método de colodión húmedo fue el hecho de que la placa era sensible a la luz sólo el tiempo que permanecía húmeda; después de que se secaba perdía su sensibilidad. Así, las placas se tuvieron que utilizar casi inmediatamente después de su preparación. Dado que estas placas no pudieron ser preparadas y almacenadas por adelantado, un cuarto oscuro portátil, en la forma de una tienda de campaña, carro o vagón de ferrocarril, por ejemplo, tuvo que acompañar a la cámara donde quiera que fuera.

By Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

Dejá una respuesta