ARGRA

ARGRA se manifiesta

En aquel tiempo, la Segunda Guerra Mundial devastaba a Europa por lo que la importación de materiales fotográficos fue restringida por la mayoría de las industrias europeas y norteamericanas. Así fue como en Argentina empezaron a disminuir los insumos importados en una etapa donde la actividad fotográfica (tanto profesional como aficionada) se hallaba en un desarrollo dinámico. 

La actividad fotográfica en el país se atenuó gravemente. Los insuficientes insumos que ingresaron se distribuyeron entre las grandes empresas, y, así,  muchos diarios y fotógrafos independientes se vieron imposibilitados de trabajar. Debido a esto, ARGRA le pidió a la empresa Kodak que le otorgue una cuota mensual de placas fotográficas pero esta rechazó la propuesta.

Se anuncia el principio de la Revolución de 43.

También, en 1943, ARGRA acusó a Vicente Solano Lima, Ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, por los abusos y maltratos a los fotoperiodistas por parte de la policía provincial.

Formación del estatuto


El golpe militar, efectuado en junio de 1943, dirigido por el General Pedro Pablo Ramírez da inicio a severas censuras a la prensa, mediante el decreto 18407. De esta manera, en un progresivo despotismo, acontecen nuevas represiones, el cierre de diarios y la captura de periodistas. Entretanto, el Coronel Juan Domingo Perón, elegido como Secretario de Trabajo y Previsión Social de la Nación, se reúne con los trabajadores de prensa de los distintos medios, y contempla sus reclamos. 

En 1944, Perón se ganó la confianza de la mayoría del personal de los diferentes medios de prensa y decretó el Estatuto del Periodista. Este fue substancial para la reformulación de las bases jurídicas e ideológicas de las relaciones entre el Estado, los periodistas y los dueños de los diarios más importantes. 

Esta reforma garantizó los derechos que venían reclamando los periodistas y reporteros gráficos en ese momento. Así, Perón conquistó la simpatía de numerosos trabajadores de prensa, un espacio fundamental para el crecimiento de cualquier aspiración política.

Esto representaba un cambio radical, el estatuto convirtió en ley el reconocimiento de los fotoperiodistas como trabajadores. Este consiguió que Perón acrecentara su influencia entre los trabajadores que incidían claramente en la opinión pública.

Por Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

Deja un comentario