Estas sentado en el sillón, muchos pensamientos vienen y van, querés hacer algo por vos, querés ayudar dando un pequeño ingreso a tu familia, tomas el celular, buscas en los portales de clasificados de empleos, leyendo varias propuestas, te das cuenta que en todas piden experiencia, pero si recién terminé el secundario, ¿ cómo voy a tener experiencia ?.

También puede pasar que hace mucho tiempo que no trabajas, que te dedicaste al cuidado de los niños, no has estudiado últimamente y trabajado tampoco. Cuando hace tiempo que no salís de tu hogar, tenes esa sensación de que será difícil que alguien piense en vos para darte un empleo.

Si estas en este punto este artículo es para vos, te voy a contar algunas estrategias para que puedas armar tu Currículum y poder explicar todo lo que sabes hacer, sin haber tenido un trabajo formal.

Sabías que el Currículum Vitae es una descripción de tus datos, y de tu recorrido de estudios y trabajos realizados, así como de tus habilidades, su función es presentarte de la mejor manera a tu futuro empleador, para que logres que te llame para tener una entrevista con vos, dentro de los currículums que le llegan.

Primero veamos la información que debe tener un currículum, aclarando que no es necesario determinado orden, sino que cada persona lo puede armar según su parecer y no hay reglas para esto, aunque se aconseja que sea clara y conciso, sin superar las dos páginas, revisando que no tenga errores de ortografía, cuidando su diseño. En internet se encuentran muchas páginas que ofrecen plantillas prediseñadas. Entonces sería algo así la info que tenés que contar:

CURRICULUM VITAE

Datos personales: nombre y apellido, lugar y fecha de nacimiento, dirección, teléfono, mail, redes si consideras que suman, sino omitilas.

Estudios: acá podés contar donde los cursaste, en que fechas, indicar el promedio si es bueno. También los estudios complementarios, como cursos de informática, manipulación de alimentos, oratoria, idiomas, todo aquello que cuente mejor en todo lo que estas capacitado.

Experiencia laboral: en esta parte detallas todos los trabajos que has realizado, la empresa y la tarea, también se indica la fecha en que tuviste el empleo.

Idiomas: señalas los idiomas que conoces y tu nivel, si tenés el título conviene indicarlo.

Informática: si sabes manejar Word, Excel, internet, correo electrónico, redes, o algún otro programa específico.

Otros datos: acá podes agregar todo lo que NO contaste más arriba, si sabes manejar, si sabes algún oficio, o cualquier otra información que consideres.

Pero volviendo al tema del que hablábamos, ¿qué escribo si no tengo experiencia?, o con pocos estudios, me queda un currículum de dos renglones. Se puede recurrir a ciertos recursos, por supuesto sin mentir.

Podes resaltar tus habilidades, según la empresa a la que te estas postulando, por ejemplo: que sos una persona responsable, que sabes trabajar en equipo, que sos atento, activo, motivado, indicando lo que podes aportar, para causar una buena impresión a la persona que está leyendo el currículum, podes indicar referencias de personas que te conozcan, profesores, o de actividades voluntarias que hayas realizado, los trabajos, aunque no sean pagos, cuentan a la hora de mostrar lo que sabes hacer, también los trabajos realizados en empresas familiares.

Tampoco es necesario que los estudios que agregues estén terminados, sino detallar y agregar que estás haciendo en este momento, talleres en internet, hay muchas capacitaciones gratuitas que podes aprovechar, porque mostras tus ganas de aprender, tu esfuerzo, que podes adaptarte a las necesidades de la empresa, mostrando una actitud abierta y la flexibilidad para trabajar en distintos horarios.

Mírate, tenes mucho para dar, sólo hay que encontrar la mejor forma de contarlo!.-

Por Mariana Lucarelli

Contadora Pública. UNS. Capacitadora.

Deja un comentario