Trabajar de forma remota significa realizar una tarea a distancia.

El trabajador desempeña su actividad sin la necesidad de presentarse físicamente en su lugar de trabajo. Para establecer esta conexión, es necesaria la tecnología.

En el caso de los tareas administrativas, se pueden conectar dos computadoras, la del hogar y la del puesto de trabajo, existen soluciones o programas de control remoto que son gratuitas para uso personal y para uso comercial deben pagarse licencias. Estas herramientas requieren que ambas computadoras estén encendidas y con conexión a internet.

Ejemplos de estos programas son: El Escritorio Remoto de Windows, Team Viewer, Any desk, entre otros.

Esto es de gran utilidad en este momento de pandemia, para evitar la circulación de los trabajadores y la aglomeración en las empresas.

También es muy importante aprender a trabajar en la Nube o Drive; esto es utilizar programas y aplicaciones que no están instalados en los equipos informáticos o que guardan los datos almacenados en servidores externos.

Una de las más conocidas y utilizadas es Google Drive que brinda un servicio de almacenamiento y sincronización de archivos, incluye un conjunto de aplicaciones en linea como editores de documentos, hojas de cálculo, presentaciones y formularios. Se puede importar, exportar o editar archivos y trabajar con otras personas en tiempo real, con sólo compartir el enlace. Además no es necesario ir guardando la información, ya que se actualiza automáticamente.

Con una cuenta de Google, se obtienen 15 GB de almacenamiento gratuito, también existen otras opciones con mayor capacidad y pagas.

Todas estas herramientas y muchas otras ya existían, pero no se aplicaban, algunos ni siquiera las conocíamos.

Párrafo aparte merece el análisis de si se puede trabajar desde el hogar, combinar familia y trabajo, a veces es complejo, se producen interrupciones, se dedican muchas más horas a lo laboral y no se descansa adecuadamente.

En este contexto de incertidumbre, lo único seguro es el cambio, estar abiertos a las nuevas tecnologías y a la capacitación, es la llave para afrontar las nuevas formas de trabajo.

Fuente consultada: Jaque Computación. Bahía Blanca.

By Mariana Lucarelli

Contadora Pública. UNS. Capacitadora.

Dejá una respuesta