La cuarentena tiene a la mayoría de la población en su casa, pero aun en este estado de aislamiento social es oportuno construir infraestructura que ayude a mejorar los cultivos de los pequeños productores, a protegerlos de las inclemencias del tiempo, como granizo en verano, heladas crueles en invierno y viento todo el año, sobre todo en las zonas serranas, y asegurar así un complemento alimenticio de las familias.

A veces es solo cuestión de ingenio, ganas de progresar y considerar aspectos técnicos básicos para tener la producción a resguardo y brindarles las condiciones de temperatura y humedad adecuado.

Existen recomendaciones para producir hortalizas en la temporada otoño-invierno, e incluso entrada la primavera, sobre cómo es la correcta utilización de microtúneles . Son una alternativa económica dentro de los sistemas de producción bajo cubierta, de fácil construcción, con distintas dimensiones y que no tienen la necesidad de recurrir a barreras o protecciones.

La gran ventaja que tienen, además de ser de fácil construcción, es que son económicos y no requieren demasiado espacio. Por lo tanto, son una buena alternativa para el caso de que la limitante sea la falta de dinero para invertir, o bien la ausencia de un terreno amplio, en el que siempre es recomendable construir un sistema de mayor magnitud, como puede ser un invernadero.

Aspectos estructurales

Para hacer un microtúnel se necesita de arcos con caños, un rollo de polietileno (para la cobertura), y estacas para sujetar esa cobertura luego podemos agregar cintas de goteo o una manguera para riego, según cuál sea la decisión para hacer llegar el agua a los cultivos. Para los arcos se puede utilizar cualquier material flexible, sin rugosidades o aristas que puedan dañar el nylon.

Para el sistema de sujeción hay que contar con estacas, hilos, ganchos y alambre. La sujeción es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, porque determinará no sólo el ajuste de la cobertura, sino también la fortaleza de toda la estructura, que debe ser importante debido a que en muchas zonas el viento se hace sentir desde el otoño hasta la primavera, tanto o más que el frío.

Dimensiones

Estas estructuras deben cubrir solo el cantero del cultivo. Así se logrará la resistencia a las cargas, principalmente aquellas generadas por el viento, de los arcos que conforman la estructura. Por otro lado, es importante facilitar el trabajo desde los lados, porque así todas las tareas quedan al alcance del brazo del productor.

En cuanto al ancho y la altura, pueden tener distintas dimensiones pero se recomienda que estén relacionadas al ancho del cantero y del material de cobertura a utilizar, como así también a la altura que tendrá el cultivo al momento de la cosecha. Se recomienda que el cantero para cubrir no supere el metro de ancho (cultivo de hortalizas de hoja), ya que con esta medida se podrá realizar un microtúnel de unos 50 a 60 centímetros de altura.

Es conveniente que el largo no supere los 30 metros, ya que a mayores distancias comienzan los problemas con el viento, debido a que se pierde fortaleza en la estructura. Por otro lado, conviene hacerlos de un múltiplo de 2 metros, ya que es la distancia recomendada entre los arcos a lo largo del microtúnel.

Paso a paso

La construcción lleva varios pasos y el primero es la preparación de la tierra. Como las dimensiones son reducidas, se recomienda el acondicionamiento de la tierra con herramientas manuales (pala, pico, rastrillo y horquilla). El suelo debe quedar libre de malezas y bien mullido.

Hay que colocar cuatro estacas alrededor del cantero a cubrir y extender el hilo marcador que servirá de guía para colocar los laterales de cada arco de manera prolija.

Luego es momento de dedicarse a la cobertura. Primero se deben clavar dos estacas a un metro y medio de distancia de cada arco extremo. Estas estacas deben ser fuertes, de varilla de alambrado o bien estacones de madera dura, y deben clavarse inclinadas hacia afuera, para que tengan mayor resistencia a la tensión que se generará al ajustar la cobertura.

Después se extenderá la cobertura unos metros y se plegará. Con el mismo material se realiza un ojal y por este se pasarán al menos dos vueltas de alambre, soga o cable para atarlo a la estaca. Luego se estira toda la cobertura sobre la tierra a cultivar. La siembra o trasplante se puede realizar en forma previa a la colocación de la cobertura. En caso contrario, es necesario levantarla desde un costado.

Para contacto y consultas:

https://www.facebook.com/Agroecologia-Familiar-Cabildo-138438426260175

A continuación video:

By Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientacion Rural en Centro Educativo para la Produccion Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Voluntario INTA ProHuerta conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Dejá una respuesta