Un trabajo mancomunado del Puerto Bahía Blanca junto a la Estación de Rescate de Fauna Marina y más de 130 voluntarios.

El Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca llevó adelante la limpieza manual de la desembocadura del arroyo Napostá, como una nueva acción de cuidado y sensibilidad ambiental junto a la Estación de Rescate de Fauna Marina Guillermo “Indio” Fidalgo y a más de 130 voluntarios de toda la ciudad.

Se completaron 4 bateas y 9 contenedores, y el plástico con 12100 kilos fue el residuo de mayor volumen retirado.

Bajo la consigna #YoCuidoLaRía se cumplió esta iniciativa que incluyó la limpieza, el cuidado y la valoración como una acción concreta de remediación y restauración del hábitat costero. La intervención fue en un área de casi 2 km lineales de costa de la desembocadura.

Uno de los principales objetivos fue evitar la llegada al mar de materiales de residuos provenientes de la contaminación de aguas arriba del cauce del Arroyo Napostá Grande. Esto afecta a la supervivencia de la fauna marina, muchas de ellas especies amenazadas, como es el caso de las tortugas marinas y el delfín franciscana.

Contemplando el contexto de pandemia, la jornada se desarrolló en dos turnos e implementando estrictas medidas de seguridad entre los voluntarios que se acercaron como entre todo el personal interviniente.

Los voluntarios solamente recolectaron el residuo no peligroso. Para tal fin se contrató a una empresa privada para luego darle un tratamiento especial. Todo lo otro recolectado se le dará el destino a distintas organizaciones que puedan aprovecharlo para su reutilización.

Federico Susbielles como presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca expresó “Estamos muy conformes por la convocatoria de voluntarios y voluntarias que se sumaron a esta iniciativa. Es muy importante visibilizar, tomar conciencia y entender la importancia de la conservación de nuestra ría, de nuestro estuario y de poder proteger a nuestra fauna. El puerto viene a reafirmar su voluntad de ser un ámbito y un factor de producción, pero priorizando el conservacionismo, la sustentabilidad y a un puerto que esté en equilibrio con su medio ambiente. Quiero agradecer a la Estación de Rescate, a Pablo Petracci y todo su equipo de voluntarios y voluntarios por toda la labor que vienen realizando para generar la conciencia ambiental que Bahía Blanca necesita”.

Por su parte, el zoólogo Pablo Petracci como Director de la Estación de Rescate de Fauna Marina Guillermo “Indio” Fidalgo expresó “Tras más de un año de relevamientos de campo y planificación la Estación de Rescate junto al equipo del Consorcio del Puerto identificamos a esta zona del estuario bahiense como una de las más impactadas desde el punto de vista medioambiental. Finalmente pudimos realizar la primera campaña de limpieza del lugar y fue un desafío por la escala y la cantidad de residuos a remover y también por realizarlo en este contexto de pandemia. La verdad que la convocatoria superó nuestras expectativas.”  Para finalizar expresó “Es muy importante el rol del Puerto de Bahía Blanca que se sumó para darle forma y poder materializarlo. Esperamos prontamente realizar una segunda campaña en la otra margen del arroyo, que también tiene una concentración similar o mayor de residuos”.

Esta puesta en valor ambiental del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca se suma a la incorporación de este año de los humedales de la desembocadura del río Sauce Chico al listado internacional de sitios protegidos para la preservación del ecosistema.

Creemos y trabajamos por el cuidado y la preservación del medio ambiente como uno de los pilares más importantes de la gestión portuaria para crecer en forma sostenible y sustentable.

Por Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientacion Rural en Centro Educativo para la Produccion Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Voluntario INTA ProHuerta conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Deja un comentario