El alpiste es para los pajaritos o para fabricar wisky. Claramente es mayormente usado para alimentación de aves y en menor medida para ese tipo de bebida pero el boom del consumo de semillas, (como hemos visto en otros artículos), por sus aportes nutricionales al ser humano ha hecho que el apiste no sea la excepción a la regla y también se encuentre disponible para su consumo.

De hecho, en los estudios de caracterización nutricional, presenta mayores beneficios que otros cereales y a su vez, no presenta gluten con lo cual sería un producto apto para las personas que tengan celiaquía o algún síndrome similar como alergia o intolerancia al gluten.

Lo que sucede con el alpiste es que presenta en casi todos los casos unas vellosidades (pelitos en otras palabras) denominados espículas y están asociados potencialmente a desarrollos de cáncer. El consumo sería muy beneficioso para las personas sino contaran con tales pelitos en su cáscara estos cereales.

Las dietéticas son los negocios en los cuales se vende principalmente este grano pero en la mayoría de las casos, se desconoce su procedencia por parte de estos negocios. Esto lo ha demostrado un estudio realizado en la ciudad de Olavarría en donde se relevaron diez dietéticas y en 7 de ellas se encontró alpiste con espículas.

Se recomienda por tanto, evitar consumir estas semillas o al momento de querer adquirirlas, consultar en el negocio si se tiene algún estudio o comprobante que demuestre que dicho producto tiene ausencia de estas vellosidades o consultar en bromatología para ver la aptitud de dichos granos (existen variedades provenientes de Canadá que carecen de pelos por modificación genética).

Se esta trabajando en materia de investigación científica para eliminar con algún tratamiento dichas vellosidades de manera eficiente y eficaz pero aún no hay resultados concretos. Otra opción posible que puede existir es poder cultivar las variedades de Canadá aptas en Argentina.

By Emiliano Mancinella Togni

Licenciado en tecnología de alimentos y Técnico en logística.

Dejá una respuesta