Cómo ya es costumbre se realizó la Llegada de Papá Noel, pero esta vez lleno de protocolos, alcohol en gel y tapabocas se realizó la entrega de juguetes y golosinas en el predio de la Estación de Ferrocarril.

La llegada de papa Noel, éste histórico evento lleva 19 años presente en el pueblo, en sus primeros años se realizó en la Plaza de Mayo, de la localidad y que más tarde comenzó a realizarse en el predio de la Estación de Ferrocarril Cabildo.

Este año a pesar del marco pandémico, Papa Noel llego a pesar de las dificultades. El grupo organizador se encargó de diseñar un estricto protocolo para dar tranquilidad y cuidad a la comunidad del pueblo.

Fue una llegada totalmente diferente con alcohol en gel, distanciamiento social, control de la temperatura y barbijos. Este año no hubo shows, ni cantina, pero si buena música, fotos, videos y regalos.

Papa Noel dio inicio este ritual, entregando primero regalos a los niños de las familias que se encontraban aisladas, para luego dirigirse al pedio de la estación.

A pesar de la pandemia, los organizadores del evento querían mantener intacta la ilusión de los niños de la localidad y de quienes también se llegan de la región, ya que con muchas ansias y felicidad esperaban tomarse una foto al lado de Papa Noel.

Los niños y padres que se presentaban en el predio se les pedía formar fila posicionándose en las líneas que estaban aproximadamente a 1.5 metros distantes entre si, a medida que iban avanzando se les tomaba la temperatura y luego se les rociaba alcohol en sus manos para así poder recibir los juguetes y golosinas. Después de subir al escenario y posar para la foto, se les pedía que se retiren para evitar la aglomeración de personas.

La organización conto además con más de 20 personas colaboradores procurando que cada familia que se acercaba cumpliera los requerimientos sanitarios y en todo caso facilitar lo necesario como también para guiar a los papas y niños que se acercaron a estar y saludar a Papa Noel.

Deja un comentario