Este 29 de diciembre continúa en la cámara de senadores el tratamiento del proyecto de IVE presentado por el ejecutivo, el marco en el cuál se da esta nueva votación es distinta a la de dos años atrás ya que quienes presiden la misma no son “pañuelo celeste”.

El poroteo cambia constantemente, algunos miembros que en el 2018 fueron negativos actualmente están a favor del proyecto como es el caso de Silvia García Larraburu, Senadora Nacional por la provincia de Río Negro o Edgardo Kueider, Senador por la provincia de Entre Ríos quién hasta hace unos días integraba la banca de los indecisos (ambos firmaron el dictamén)

Siguen en la banca de indecisos las senadoras Stella Marís Olalla y Lucilla Crexell, y los senadores Oscar Castillo y Sergio Leavy. Entre los dudosos se encuentra el ex gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck quién considera entre las opciones abstenerse ya que sugirió modificaciones al proyecto para tener una “mejor ley” y no fueron aprobadas. Weretilneck planteó dudas en cuanto a la objeción de conciencia para que haya mayor compromiso y voluntad de los profesionales de salud.

Una gran posibilidad es el desempate de la ex presidenta de la nación Cristina Fernández de Kirchner, quién votó a favor del proyecto en el 2018.

Recordando aquella vigilia en pleno invierno del 2018 y el triste resultado negativo, esperamos que mañana el Estado se reivindique y salde una deuda histórica que tiene con nosotras, mujeres e identidades con capacidad de gestar. ¡Queremos autonomía sobre nuestros cuerpos!

Mientras tanto en las calles se escucha “aborto legal para no morir” y (ahora también por la pandemia) en las casas, el aguante sigue y la esperanza se mantiene.


No es abortó sí o no, es legal o clandestino, aborto legal significa justicia social, significa igualdad para todas y todes. Significa maternidades deseadas e infancias libres. Significa también el derecho al goce como dijo el querido Pino Solanas en el 2018.

Esperamos terminar este día con un hecho histórico, que marque un antes y después.

¡Es ahora senadores!

Si vas a las marchas cuídate, ¡la pandemia sigue!

Dejá una respuesta