woman looking towards the sky
Comenzando el año o cerrando el anterior, nos ponemos a hacer el balance personal, el año paso y nos arraso, generalmente lo urgente no dejo lugar para lo importante.

La matriz de Eisenhower

Dejamos atrás el año 2020, un año bisagra para muchos, lo recordaremos como el año que tuvimos que permanecer en nuestros hogares, que no pudimos volver a trabajar como lo hacíamos, que dejamos de abrazar, de tomar mate, de hacer deporte, nuestra casa se hizo más grande y a la vez más pequeña.

En este nuevo contexto muchas personas comenzaron a buscar rumbos diferentes, desarrollar ideas, potenciaron su creatividad, pero otros sólo vieron límites, puertas que se cerraron para no abrirse.

Generalmente somos nosotros los que nos cerramos a lo nuevo, los que nos auto-boicoteamos con frases como: “no es para mi”, “ya estoy grande”, ” hago siempre lo mismo ahora no voy a cambiar”,” no tengo tiempo”, y para esta última frase es la que más se puede trabajar. El tiempo es el recurso más escaso, siempre nos falta, pero el día tiene 24 horas para todos y tal vez lo estemos malgastando.

balance personal
Photo by Olya Kobruseva on Pexels.com

En administración de empresas se busca la eficiencia, los empresarios buscan maximizar las ganancias minimizando los costos, o los tiempos.

Algunos conceptos empresariales o ideas, pueden aplicarse al trabajo diario, a los proyectos que no alcanzamos, a eso que dejamos de lado.

Muchas personas se han dedicado a estudiar la administración del tiempo, y como aprovecharlo al máximo. Una de estas herramientas es la Matriz de prioridades de Eisenhower.

“Lo que es importante, rara vez es urgente, y lo que es urgente, rara vez es importante”

Dwight Eisenhower

Dwight Eisenhower fue el presidente número 34 de los Estados Unidos, fue militar, lanzó programas que lo llevaron al desarrollo del Sistema de Autopistas, el lanzamiento del internet (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa), y la exploración del espacio.

Tenía una gran habilidad para sostener su productividad no sólo por semanas o meses, sino por años. Y por esa razón, no es ninguna sorpresa que sus métodos para la administración del tiempo, las tareas y la productividad hayan sido estudiados por tantas personas.


Esta matriz ahora se hizo más conocida ya que fue replicada por Stephen R. Covey en su libro “Los 7 hábitos de la Gente altamente efectiva“. Saber Organizar y ejecutar según prioridades es una gran habilidad a adquirir en estos tiempos.


Su objetivo es enseñarnos lo esencial de priorizar, de clarificar valores, de comparar la importancia de las actividades. Establecer metas, objetivos a largo, medio o corto plazo hacia los cuales se orientarán el tiempo y la energía.


Esta matriz toma dos factores que definen una actividad, ellos son urgente e importante.9876Lo urgente significa que se necesita una atención inmediata, debe hacerse ahora, nos reclaman acción.
Lo importante tiene que ver con los resultados, si algo es importante nos acerca a nuestros objetivos.

Entonces tenemos cuatro cuadrantes para analizar:

  • El cuadrante I: Es el cuadrante de lo urgente y lo importante, vivimos en crisis y apagando incendios.
  • El cuadrante II: Es el cuadrante de lo importante, pero no urgente, tiene que ver con la planificación, el crecimiento personal, estudiar un idioma, comenzar un emprendimiento, y lo que se te pueda ocurrir.
  • El cuadrante III: son aquellas actividades urgentes, pero no importantes, las constantes interrupciones, nos obliga a responder.
  • El cuadrante IV: no es urgente ni importante, a este cuadrante se lo conoce como “el ladrón del tiempo”, básicamente es el tiempo que se pierde en actividades que no suman absolutamente nada, creo a nivel personal es esencialmente las horas que se pierden estando en las redes, mirando avisos, noticias, chismes, claro no debe confundirse con el tiempo que estas en redes, informándote u ofreciendo un producto o servicio.
man with hand on temple looking at laptop
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Ahora que conoces los cuadrantes, te invito a pensar en cuál te encontrás predominantemente.

Estos son las herramientas que podes desarrollar en cada uno de ellos:

• En el cuadrante I: se aconseja poner manos a la obra, hacer.
• En el cuadrante II: comenzar a tomar decisiones. Actuar, crecer, adquirir habilidades.
• En el cuadrante III: pensar en delegar, buscar la forma de encargar a otra persona ese trabajo, tomate el tiempo de capacitar a alguien que pueda hacerlo, ese tiempo es inversión, hay que aprender a delegar. Eso cuesta mucho a algunas personas, porque entienden que lo que hacen lo realizan de forma perfecta, seguramente sea así, pero no puedes hacer absolutamente todas las actividades. Saber delegar es una habilidad que es muy importante adquirir.
• En el cuadrante IV: directamente hay que reducir o eliminar estas actividades ladronas de nuestro tiempo, entre ellas se encuentra el celular, es una dependencia absoluta del mismo, te reto a que una mañana lo dejes alejado de tu lugar de trabajo, y verás cómo tu mañana se vuelve productiva.

Tal vez sea este el momento de parar, de tomar esa pausa, de analizar, pensar y repensar:¿Qué nos aleja de nuestros sueños?, ¿Qué nos impide lograr los proyectos?, ¿Por qué nos ponemos límites?, tomar decisiones que nos acerquen a nuestro objetivo, y dejar de perder ese tan preciado tiempo.

Mira nuestra nota relacionada:

Por Mariana Lucarelli

Contadora Pública. UNS. Capacitadora.

Deja un comentario