Como cuidarnos en Vacaciones de Verano

Estamos en la época donde muchos nos tomamos vacaciones de verano y queremos disfrutar de las mismas y para aprovecharlas al máximo, debemos recordar que las enfermedades de transmisión alimentaria (ETAs) no descansan y por tanto, los cuidados con respecto a la seguridad alimentaria deben mantenerse y más al vacacionar en lugares fuera de casa.

En el verano, los alimentos tienden a descomponerse más rápido, por lo que pueden generar enfermedades e intoxicaciones si no se toman las medidas necesarias.

A continuación recordaremos una serie de tips para prevenir la aparición de intoxicaciones en nuestras vacaciones de verano:

vacaciones de verano

Tips de Seguridad Alimentaria

Mantener siempre la realización del lavado de manos con agua y jabón antes de comer, luego de ir al baño y cuando lo considere necesario. No abuse del alcohol en gel cuando realmente sea necesario el lavado de manos.

Consumir y lavar con agua potable los alimentos a ingerir o comprar agua embotellada para tomar y lavar. Esto es muy importante ya que en muchos destinos quizás el agua no sea potable o sea potable para los lugareños. Generalmente esto último pasa en zonas tropicales o sub tropicales donde puede ocurrir la diarrea del viajero por agua con microorganismos a los cuales no esta adaptado nuestro organismo. Otra opción con el agua es hervirla sino se está seguro de su origen y es la opción más disponible como puede suceder de campamento.

Limpiar y desinfectar utensilios de cocina y otros elementos para cocinar de los departamentos o demás alquileres en los que se tenga hospedaje.

Evitar las contaminaciones cruzadas en heladeras dejando lo cocido arriba y lo crudo abajo. A su vez, en las conservadoras que generalmente se usan para ir a la playa o recorrer, también se debe evitar las contaminaciones cruzadas pudiendo por ejemplo, poner en táper los diferentes productos crudos y cocidos. Cabe destacar que las conservadoras deben cargarse limpiadas y desinfectadas ya que estas pueden ser el origen de una contaminación cruzada también.

Cocinar completamente los alimentos como mariscos, pescados u otros.

Adquirir alimentos en supermercados o consumir en restaurantes (en forma general siempre ver de elegir lugares habilitados por bromatología) evitando comprar a vendedores ambulantes cuya mercadería no es de origen conocido como tampoco segura su manipulación. La carne de cerdo o embutidos secos realizados con esta carne en particular debe tener su análisis de triquina correspondiente y por tanto, debe provenir de bocas de expendio habilitadas como supermercados, carnicerías o establecimientos frigoríficos habilitados.

Los alimentos adquiridos deben tener si están envasados su respectiva etiqueta en la cual debe verificarse su fecha de vencimiento.

Se debe asegurar que las conservadoras en caso de usarlas o la mercadería que se transporta en excursiones o fuera del alojamiento mantenga su cadena de frío. Generalmente no deben estar los productos perecederos como carnes, mayonesas o cremas más de dos horas fuera del frío. El arroz cocido o pastas cocidas que se consumen frías como en ensaladas o sobraron y se tienen frías, deben mantenerse también refrigeradas ya que son fuente de crecimiento microbiano que nos puede también ocasionar problemas de salud.

Descongelar los alimentos que compre en este estado en heladera y no recongelar aquello crudo que le sobró (lo puede hacer si lo cocinó a lo sobrante)

No preparar los alimentos a consumir con mucha anticipación ya que esto favorece el crecimiento microbiano aunque el producto esté refrigerado.

Otros puntos a tener en cuenta

Un punto importante es la elección del hielo que hemos de colocar en el interior de las conservadoras. Debemos usar bloques compactos o bolsas de gel cerradas especiales para este fin, de esta manera evitaremos que el hielo suelte agua, algo que les encanta a las bacterias para reproducirse. También es interesante aplicar la lógica y poner los bloques de hielo cercanos a los alimentos que necesiten más frío para su conservación.

Se debe priorizar los envases de cristal y cualquier otro que esté homologado para microondas y de esta manera evitaremos problemas con los plásticos. No sirve reutilizar un envase cualquiera de comida rápida o rotisería. 

Por otro lado, también hemos de tener cuidado si cortamos pan de molde con el mismo cuchillo con el que cortaremos otro alimento que vaya a comerse un celíaco. Atención con las alergias

La leche la podemos bajar a la playa tranquilos siempre que sea UAT (Ultra Alta temperatura) que es la típica de tetra brick porque se ha sometido a una inyección de vapor de 135 grados que mata a todas las bacterias patógenas y eso permite que se pueda mantener a temperatura ambiente en envase brick, y dura más.

Por último recomendamos que para comer en la playa, entre arena, calor, niños y sombrillas, lo mejor es obviar las preparaciones complejas, copiosas y de digestión pesada.

vacaciones de verano

By Emiliano Mancinella Togni

Licenciado en tecnología de alimentos y Técnico en logística.

Dejá una respuesta