El presidente Alberto Fernández mantuvo esta tarde un encuentro en la Casa Rosada con Patricia Nasutti y Adolfo Bahillo, padres de Úrsula, la joven de 18 años que fuera víctima de femicidio en la ciudad bonaerense de Rojas el 8 de febrero último, por el que se encuentra acusado su expareja.

El mandatario estuvo acompañado por las ministras de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y de Seguridad, Sabina Frederic.

Por el asesinato a puñaladas fue imputado y está detenido Matías Martínez, sobre quien Úrsula ya había radicado varias denuncias por amenazas y actos de violencia física sufridos previamente.

En este contexto, Fernández anunció el sábado último que el Gobierno avanza en la creación del Consejo Federal para el Abordaje de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios, con el objetivo de dar respuesta ante los hechos de violencia extrema contra mujeres y LGBTI.

Además, el mandatario convocó hoy, mediante una carta, a todos los gobernadores a trabajar mancomunadamente y a poner todos los esfuerzos “para llevar adelante las medidas y las transformaciones que son necesarias y a construir así, una Argentina unida contra las violencias de género”.

El femicidio de Úrsula


Belén además contó que Úrsula, sabiendo que ya lo había denunciado, se comunicó con ella por Instagram tres días antes de ser asesinada pidiéndole una conversación personal y durante la noche se encontraron y charlaron durante una hora.

“En ese tiempo le llegaron como cien mensajes de él, preguntándole qué hacía conmigo, diciéndole que la iba a matar, ella tenía todas las pruebas”, dijo Belén y recordó que antes de despedirse, Úrsula le dijo: “Si me pasa algo, ya sabés quién me mató”.

Martínez, un policía bonaerense que estaba de licencia con carpeta psiquiátrica, está detenido en la Alcaidía Penitenciaria de Junín, acusado del delito de “femicidio agravado por alevosía y ensañamiento”.

“Si me pasa algo, ya sabés quién me mató”ÚRSULA, A BELÉN
Úrsula fue hallada el lunes 8 de febrero cerca de las 20.30 asesinada a puñaladas entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, y en ese mismo lugar la policía apresó a Martínez herido.

El femicidio fue descubierto tras un alerta al 911 de un tío del imputado, quien refirió que creía que su sobrino había matado a una joven porque le confesó en un llamado que “se había mandado una cagada”.

Al llegar al lugar, la policía encontró a la chica asesinada y al hombre malherido, ya que después del crimen se clavó el arma homicida en el abdomen, adentro de su auto.

Martínez intentó escapar a pie por los pastizales, pero fue reducido y quedó detenido.

Úrsula había denunciado en varias oportunidades a su exnovio por amenazas y violencia de género e incluso el policía tenía una medida de restricción perimetral que había violado dos días antes del crimen.

By Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientacion Rural en Centro Educativo para la Produccion Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Voluntario INTA ProHuerta conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Dejá una respuesta