Hoy traemos una metodología sencilla llamada “Método de Barrido” para aumentar la eficiencia en costos vinculados a la distribución para micro emprendedores cuando deben salir a repartir sus productos a diferentes clientes y lograr que el costo total asociado al transporte sea el menor posible (ejemplo: gastos de combustible, mantenimiento del vehículo, etc.).El principio de esta técnica se basa para optimizar costos en no pasar dos veces por el mismo punto o cerca del mismo en la distribución de la mercadería. Para lograr esto, se afirma que la distribución debe realizarse en forma de “lagrima” (sí, de lagrimas aunque suene raro). A continuación se aprecia una distribución eficiente en forma de lagrimas:

Se aprecia en la imagen anterior que se reparte desde un lugar de origen que puede ser un depósito o un pequeño negocio para el caso de pequeños emprendedores y se abastecen diferentes clientes (indicados por puntos). Por ejemplo, el camión rojo abastece a 5 clientes y vuelve al lugar de origen. Ninguno de los camiones “vuelve a pisar” el camino que ya ha transitado. La cantidad de clientes que abastece cada camión o vehículo dependerá de la capacidad del rodado. La idea es lógicamente salir a distribuir con el camión lleno para licuar lo máximo posible el costo asociado.

Los pasos a seguir para realizar esta herramienta son los siguientes:

1. Localizar todas las paradas, incluyendo el depósito, sobre un mapa o cuadrícula.

2. Trazar una línea recta desde el depósito o negocio en cualquier dirección. Girar la línea en el sentido de las manecillas de reloj, o en sentido contrario, hasta que intersecte una parada.

3. Comenzar a diseñar la ruta con el punto encontrado y puntos posteriores hasta el tope de mercadería que pueda transportar el vehículo. Llegado este punto, se cierra la distribución (“lagrima”).

4. Continuar “barriendo” y diseñando las próximas rutas.

El resultado final será como el siguiente ejemplo:

Se aprecia en línea de puntos el trazado que se mencionaba y el deslizamiento del mismo para ir tomando los diferentes puntos a abastecer en función de la capacidad del vehículo.

La metodología se llamada barrido porque justamente como una escoba “barre” el mapa incluyendo los puntos a abastecer.

El hecho de que se requiera un plano o cuadrícula con los lugares a abastecer seguramente cause un primer rechazo al lector, emprendedor o repartidor pero actualmente la tecnología disponible por internet nos permite tener un mapa de posiciones sencillo o bien consultando en las municipalidades se puede conseguir un plano de un pueblo o una ciudad.

Por otra parte, al ser una herramienta sencilla y rápida permite que los encargados del reparto de la mercadería puedan actualizarla enseguida conforme aumentan los clientes.

También cabe destacar que mencionamos camiones repartidores pero es igual si el repartidor tiene una moto o una bici con caja atrás.

Aprovechamos esta nota para promocionar las carrera vinculadas a logística integral que se encargan de optimizar toda la cadena de suministro de cualquier mercadería pasando por todos sus eslabones en donde se pueden mejorar cuestiones de ruteo como las de este artículo, gestión de inventarios, etc.

By Emiliano Mancinella Togni

Licenciado en tecnología de alimentos y Técnico en logística.

Dejá una respuesta