germany flag in front of building

Una campaña inédita quiere convencer a los habitantes de Berlín de apoyar medidas radicales, como expropiar a las inmobiliarias, para combatir la crisis de la vivienda, agravada por la pandemia de COVID-19, forzando un referéndum en la ciudad. Los activistas de “Deutsche Wohnen & Co. Enteignen”, literalmente “expropiar Apartamentos Alemanes”, un gigante inmobiliario omnipresente en la ciudad, deben reunir más de 170.000 firmas para poder organizar un referéndum, según las reglas locales de democracia directa.

Su objetivo es forzar al ayuntamiento a adquirir los bienes de las empresas que posean más de 3.000 viviendas en Berlín, donde más del 80% de los habitantes son inquilinos. Inimaginable hace unos años, el proyecto entusiasma a muchos berlineses, abrumados por el alza de los alquileres en esta ciudad de 3,7 millones de habitantes. Para que se celebre el referéndum local, la petición necesita el apoyo del 7% del electorado. Una primera fase de la campaña reunió cerca de 77.000 firmas el año pasado.

La fuerte atracción que ejerce la capital alemana para los inversionistas y la falta estructural de vivienda incrementaron los precios en casi el 85% entre 2007 y 2019. “Todo el mundo tiene derecho a tener un lugar donde vivir”, afirma a la AFP Jannick, de 29 años, que espera frente a un puesto para firmar una petición.

yellow and black bus near waiting shed
Photo by Palu Malerba on Pexels.com

La municipalidad ya adoptó una emblemática ley de limitación de alquileres que entró en vigor el año pasado y permitió frenar el alza de precios. Pero el dispositivo hizo bajar un 57,5% las ofertas de alquiler, pues muchos propietarios renunciaron a alquilar sus bienes, según el instituto de economía DIW. Los propietarios esperan saber si la Corte Constitucional, que debe pronunciarse en las próximas semanas, invalida esas limitaciones para las viviendas antiguas.

“Necesitamos un dispositivo permanente y la puesta en común de los bienes inmobiliarios es una solución”, señala a la AFP Ingrid Hoffman, de “Deutsche Wohnen Enteignen”. Otro portavoz de la iniciativa, Rouzbeh Taheri, declaró a la agencia dpa que “es una situación histórica: podemos decidir este año en Berlín retirar un número considerable de apartamentos del mercado inmobiliario con fines de lucro y ponerlos bajo control democrático”. Y agregó: “Es hora de que acabemos con la especulación con nuestros apartamentos y, por lo tanto, creemos alquileres asequibles para todos los berlineses”.

Los inquilinos de Berlín se rebelan

El colectivo basa sus reivindicaciones en el artículo 15 de la Constitución alemana, que establece que “las tierras, los recursos naturales y los medios de producción pueden convertirse en propiedad común” si está en juego el interés general. El artículo, adoptado en 1949 en Alemania del Oeste tras la Segunda Guerra Mundial, ha caído desde entonces en el olvido.

“Las expropiaciones no son constitucionales ni económicamente viables para los berlineses”, declaró a la AFP Marko Rosteck, portavoz de Deutsche Wohnen, que posee unas 111.000 viviendas en la capital. El alcalde de Berlín, el socialdemócrata Michael Müller, también es escéptico y prefiere “acuerdos con el sector privado” en una ciudad tan endeudada que difícilmente podría hacer frente a las compensaciones económicas de las expropiaciones, de llegar a producirse. (afp/dpa)

white and black floral wooden door Berlin
Photo by cottonbro on Pexels.com

Alemania reformará ley sanitaria para facilitar el manejo nacional de la pandemia

El gobierno alemán de Angela Merkel presentará proyecto para endurecer la legislación sanitaria de lucha contra el coronavirus-19 con el fin de poder implementar medidas vinculantes antipandemia en los Länder.

Una reforma de la Ley de Protección contra Infecciones permitirá obviar, si fuera necesario, las resistencias regionales o locales en momentos en que el país está golpeado por una tercera ola de contagios. “El gobierno federal y los Estados (federados), en concertación con los grupos parlamentarios del Bundestag, acordaron modificar la ley sobre la protección contra las infecciones y reglamentar sobre una base federal uniforme las restricciones a adoptar” dijo a la prensa una de las portavoces de la cancillería, Ulrike Demmer.

La portavoz informó de que la reunión que estaba previsto celebrarse el lunes 12 de abril próximo entre la canciller federal, Angela Merkel, y los primeros ministros regionales queda suspendida y que la semana que viene no está prevista una reunión entre Gobierno central y regiones.

La Ley de Protección contra Infecciones da competencias amplificadas al ministro de Sanidad, Jens Spahn, pero el objetivo ahora es precisar qué tipo de restricciones se aplicarán en una región cuando la incidencia semanal supere los 100 casos por cien mil habitantes, dijo la portavoz del Ejecutivo, quien añadió que el objetivo de la reforma, que dijo fue pactada ya con los dirigentes de los Länder, es “actuar de modo federal”.

Alquileres impagables en Berlín | Reporteros en el mundo

By Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

Dejá una respuesta