El delantero, ídolo del club en el que jugó desde 1985 hasta 1992, falleció como consecuencia de un paro cardio respiratorio en su domicilio.

Graciani en Boca compartió delantera con Jorge Rinaldi y Jorge Comas, también con Gabriel Batistuta y Diego Latorre.

Graciani en Boca compartió delantera con Jorge Rinaldi y Jorge Comas, también con Gabriel Batistuta y Diego Latorre.


Alfredo Graciani, delantero que jugara en Boca Juniors desde 1985 hasta 1994, con 99 goles convertidos con la camiseta azul y oro, falleció este miércoles al mediodía por un paro cardio respiratorio en su domicilio, en la ciudad de Buenos Aires

Graciani, apodado “El Murciélago” por la hinchada “xeneize”, tenía 56 años y había dejado gratos recuerdos en Boca, en donde fue goleador en épocas de pocos logros boquenses. Un jugador muy querido por compañeros e hinchas.

Dos horas antes de su deceso, Graciani había publicado en su cuenta de Twitter, a las 9.28, una publicación relacionado con el debut en la Copa Libertadores 2021 de Boca, que esta noche enfrentará a The Strongest en Bolivia.

“Vamos Boca Carajo hoy comienza un nuevo sueño!!”, expresaba Graciani junto a corazones en azul y amarillo, ya que era fanático confeso del “Xeneize”.

El mundo del fútbol sufre con dolor la muerte joven de un delantero sagaz con sus diagonales en ataque y su voracidad para el gol. La hinchada boquense lo recuerda como figura de la mitad de los ochenta y principios de los ’90, con aquella canción de “aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, los goles de Graciani que ya van a venir”.

Graciani ocupa el puesto 14 de los máximos artilleros boquenses, con 83 goles en 250 partidos, y 99 conquistas si se toma en cuenta los amistosos, con los que llega a los 308 encuentros.

Varios de sus excompañeros de la época en que fue figura en Boca lo despidieron en las redes sociales.

Diego Latorre, con quien compartió el ataque en varias jornadas de gloria, escribió en sus redes sociales: “Impactado por el fallecimiento repentino de Alfredo Graciani. Gran delantero y mejor compañero. Lo voy a recordar con mucho cariño. La vida es un instante y nadie sabe cuando es el final. Que tristeza!”.

Carlos Fernando Navarro Montoya, el capitán de esa época en Boca, expresó en Twitter: “Falleció Alfredo Graciani uno de los goleadores de la historia de @Bocajrsoficial, una persona de bien, tuve el honor de jugar con Alfredo. un abrazo para su familia y amigos”.

Boca Juniors, el club donde conquistó sus mejores logros, lo despidió en su cuenta de Instagram oficial en donde recordó su paso por la institución.

El “Murciélago” o “el Alfil”, cual era su apodo futbolero, comenzó su carrera profesional en Atlanta en 1981 y luego pasó a Boca en 1985, en donde jugó hasta mediados de 1994, para luego seguir su carrera en Racing.

En Boca conquistó dos títulos: la Supercopa Sudamericana en 1989; y la Recopa Sudamericana en 1990.

En el club de la ribera compartió delanteras famosas de la época con Jorge Rinaldi y Jorge Comas, también con Gabriel Batistuta y Diego Latorre, con quienes obtuvo el torneo Clausura de 1991 y luego ese equipo perdió la final por el título de campeón de la temporada, sin Latorre y Batistuta por su convocatoria a la selección, ante el Ñewell’s dirigido por un joven Marcelo Bielsa.

Aparte de Atlanta, Boca y Racing, jugó en Deportivo español, Atlético Tucumán, Argentinos Júniors, FC Lugano y Caracas FC, donde se retiró del fútbol en 1998, a los 33 años.

Trayectoria de Alfredo Graciani

Conmoción en el fútbol por la muerte de Alfredo Graciani, símbolo de Boca -  Diario Panorama Movil
Graciani con Maradona

Surgido de las inferiores de Atlanta, debutó en Boca Juniors en una derrota por 0-1 ante Altos Hornos Zapla el 17 de febrero de 1985. Fue el máximo goleador de Boca y en los años ’80 formó dupla con Jorge Comas, recordada delantera. Jugó en Boca en una época cargada de problemas económicos y de ausencia de títulos. Sin embargo se dio el gusto de festejar dos títulos internacionales: la Supercopa Sudamericana de 1989 (derrotando en la final a Independiente) y la Recopa Sudamericana en 1990 (derrotando en la final al Atlético Nacional de Medellín).​

Sus movimientos en diagonal le valieron el apodo de Alfil (también lo llamaban el Murciélago). Los festejos de gol del alfil eran acompañados por los relatores con un “Graciani por el gol, Alfredo” siempre recordado.​


Gran definidor, se marchó de Boca en 1992. Pasó a jugar en Racing Club para luego regresar a Boca para jugar unos pocos partidos. En 1994 pasó a Deportivo Español, en 1995 jugó para Atlético Tucumán y en 1996 forma parte del plantel campeón del Nacional B de Argentinos Júniors, luego del ascenso emigró al AC Lugano suizo. En 1998 se retiró como jugador en Venezuela para el Caracas FC.​

En los últimos años se desempeñaba como Secretario de Deportes del Partido de Tres de Febrero.

Falleció hoy, el 21 de abril de 2021, por un paro cardíaco a sus 56 años.

Todos los goles oficiales de Alfredo Graciani en Boca

By Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

Dejá una respuesta