Hoy hace 37 años la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC) propuso instaurar un día de acción global a favor de la salud de las mujeres el “Día de acción global por la salud de las mujeres”.

En 1988, cumpliéndose el primer año del día se celebró con una campaña coordinada por la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (RMMDR) y la RSMLAC. Esta campaña tenía su eje en la Prevención de la Morbilidad y Mortalidad Materna, reafirmaba el derecho a la salud como un derecho inherente al ser humano y al cual las mujeres deben acceder sin restricciones ni situaciones de desigualdad.

Este año es un 28 distinto, nos encuentra con un derecho más, el derecho a un aborto legal seguro y gratuito, y en el día de hoy oficializaron el protocolo de acceso al mismo.

Quedó oficializado con la publicación de su aprobación por parte de la cartera de Salud, encabezada por Carla Vizzotti, en el Boletín Oficial. La norma dispone que el protocolo se incorpora al Programa Nacional de Garantía de Calidad de la atención médica.

Este protocolo llega no sólo para que la gente pueda conocer y reclamar sus derechos si no para que el Estado lo garantice de la manera que corresponde.

Se inspira en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Interamericana Para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer “Convención De Belem Do Para”, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

El protocolo se explaya sobre los plazos, sobre el acceso al mismo, sobre la objeción de conciencia, sobre el consentimiento informado, procedimientos, establece que tanto los efectores públicos, las obras sociales, como las empresas y entidades de medicina prepaga deben instrumentar las medidas y ejecutar los cambios necesarios
para garantizar el cumplimiento de la Ley 27.610. Las prestaciones establecidas en dicha ley se incluyen en el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica y en el Programa Médico Obligatorio (PMO) con cobertura total, junto con las prestaciones de diagnóstico, medicamentos y terapias de apoyo (art. 12).

“Hoy tenemos un protocolo que llega a todo el territorio enmarcado en una ley. Eso habla de un bloque constitucional que establece un contexto de la situación del aborto en el mundo, en la Argentina y en la región. Establece los derechos de las personas gestantes, cómo se enmarcan esos derechos y después cómo lo garantizamos”

Vilma Ibarra, Secretaría Legal y Técnica de la Nación

Si bien faltan derechos como por ejemplo una ley de menstruación digna vamos de a poco y por más.

Derecho a la salud implica derecho sobre tú propio cuerpo.

En otras medidas que abogan por la igualdad de género en el día de ayer Anses reconocerá hasta tres años de aportes por cada hije a mujeres de entre 60 y 64 años. De esta manera 155mil podrán jubilarse inmediatamente.

¿Vos ya te preguntaste cuantas mujeres cuidadoras están alrededor de tu vida?

Según datos de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer, son las mujeres quienes en el país realizan el 76% de las tareas domésticas no remuneradas. Eso que llaman amor, es trabajo no pago.

En Argentina cientos de mujeres están en edad jubilatoria pero no pueden hacerlo por no cumplir con los 30 años mínimos de aportes, esto se debe a que nuestro sistema económico se sostiene en gran parte a la red de cuidado que sostienen muchas mujeres.

¿Qué implica una red de cuidado?

Implica el sostén entre mujeres, una doble jornada para muchas de ellas ( y por ende menos tiempo para ocio), quienes tienen recursos pueden contratar a alguien, que generalmente es contratadx de manera precarizada y ese alguien también deja a su hije con una mujer. La participación laboral de una mujer con hijes cae en un 15%.

El 97% de lxs empleadxs domesticxs son mujeres

El 72% de elles son contratades de manera informal

Datos Economia Feminita

Para poder ponerle fin paulatinamente a este sistema desigual de cuidado es necesario cuestionarnos ¿por qué las mujeres siempre somos las que limpian “mejor”? ¿por qué somos las únicas “capacitadas” para cuidar?

Esta nueva implementación forma parte del “Programa Integral de Reconocimiento de Períodos de Servicio por Tareas de Cuidado”. Este programa combina tres modalidades complementarias que disminuyen brechas en el sistema de seguridad social, además permitirán el acceso inmediato a un beneficio jubilatorio para gran parte de las actuales mujeres adultas mayores, muchas de las cuales hoy en día no percibe ningún ingreso.

derechos

Dejá una respuesta