the colosseum

La Cancillería argentina, en un trabajo conjunto con el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, realizó una gestión exitosa para que productos orgánicos argentinos se exporten a Italia con total normalidad.

Bajo la coordinación del canciller Felipe Solá, y a través de las gestiones realizadas por el embajador argentino en Italia, Roberto Carlés, se logró revertir ante las autoridades italianas una normativa contra la importación en ese país de productos orgánicos argentinos. El decreto en cuestión calificaba a los productos argentinos, dentro de los de un grupo de países, como un factor de riesgo para el mercado de orgánicos en el país donde se origino el imperio romano.

Nuestro país había cuestionado la norma italiana por considerar que afectaba severa y negativamente nuestra relación económico-comercial bilateral, y resultaba inconsistente con la normativa de la Organización Mundial del Comercio (OMC). También era incompatible con la normativa de la Unión Europea (UE), al tiempo que ignoraba el reconocimiento de equivalencias a nivel comunitario para la producción orgánica argentina. Luego de las gestiones, la normativa fue derogada y sustituida por el Decreto del Ministerio de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales, relativo a la importación de productos orgánicos, publicado el 24 de mayo de 2021 en el Boletín Oficial de Italia.

La Argentina cuenta con un marco normativo y un sistema de control que ha sido reconocido por la UE hace décadas. Este reconocimiento de la producción orgánica argentina se remonta al año 1992, cuando se incluyó a nuestro país en la lista provisoria de Terceros Países, en principio, para productos de origen vegetal. En el 2000, se amplió el alcance no sólo a los productos de origen vegetal sino también los de origen animal, transformados y no transformados. Desde esa fecha se viene renovando la reglamentación que actualiza la vigencia de la equivalencia de la Argentina.

La  Unión Europea es uno de los dos principales destinos de nuestros productos: en el año 2020 recibió el 46% del volumen exportado, unas 60.501 toneladas, de las cuales 2.483 se destinaron al país europeo.

Italia: Gestión exitosa para que productos orgánico
Foto: Spencer Davis Pexels.com

Relaciones bilaterales

Ambas naciones disfrutan de relaciones amistosas, cuya importancia se centra en la historia de la migración italiana a Argentina. Los argentinos de ascendencia italiana total o parcial suman aproximadamente 30 millones, o el 62% de la población total del país. Ambas naciones son miembros del G20 y las Naciones Unidas.

Migración: argentinos italianos

Entre 1870 y 1960, más de 2 millones de italianos emigraron a Argentina.

La mayoría de los italianos abandonaron su país debido a la pobreza y las guerras. En 2011, más de 30 millones de ciudadanos argentinos (aproximadamente el 62% de la población) tienen ascendencia. Su cultura ha penetrado la sociedad argentina en la comida y el idioma, ya que el español argentino está fuertemente influenciado por el italiano. Varios políticos, deportistas, actores, modelos y autores literarios argentinos, entre otros (incluido el actual Papa católico), tienen su origen en el país .

Argentina alberga la segunda comunidad más grande del mundo después de Brasil. En 1973, estos países firmaron un Acuerdo sobre doble ciudadanía.

La comunidad argentina en el país de Dante Alighieri suma 11.200 miembros; sin embargo, muchos ciudadanos argentinos tienen doble ciudadanía y, por lo tanto, la comunidad argentina en el país de Isabella Rosellini puede ser mayor.

white concrete building near body of water
Napoles. Foto: Pat Whelen Pexels.com

Zonas de origen

La mayoría de los inmigrantes procedían de las regiones del norte. Después del cambio de siglo, la Unificación de Italia y el establecimiento del Norte como la región dominante, los patrones de inmigración se desplazaron hacia el sur de Italia rural y anteriormente independiente, especialmente Campania, Calabria y Sicilia.

En la jerga argentina, tano (de napulitano, “napolitano”) todavía se usa para todas las personas de ascendencia italiana, aunque originalmente significaba habitantes del antiguo estado independiente, el Reino de Nápoles. La suposición de que la emigración desde las ciudades fue insignificante tiene una excepción importante.

Nápoles pasó de ser la capital de su propio reino en 1860 a ser una ciudad más de Italia. La pérdida de puestos de trabajo burocráticos y el posterior deterioro de la situación financiera condujeron a un elevado desempleo. A principios de la década de 1880, las epidemias de cólera también azotaron la ciudad, lo que provocó que muchas personas se fueran.

Según un estudio de 1990, la alta proporción de repatriados puede mostrar una correlación positiva o negativa entre las regiones de origen y de destino. El componente italiano de la sociedad argentina es el resultado de influencias del norte más que del sur.

photo of a woman holding shopping bags
Foto: Andrea Piacquadio Pexels.com

Comercio entre Argentina e Italia

En 2017, el comercio entre Argentina y el país de Fellini ascendió a 2.700 millones de dólares. Las principales exportaciones de Argentina a Italia incluyen: trigo, soja, crustáceos congelados, peras y carne de res. Las principales exportaciones de Italia a Argentina incluyen: turbinas de vapor, rieles de acero, maquinaria y medicamentos.

Los fabricantes de automóviles italianos como Ferrari, Fiat y Lamborghini tienen presencia en Argentina, así como la moda y los productos alimenticios italianos. La empresa siderúrgica conjunta argentino-italiana, Techint, tiene su sede en ambas naciones y opera en varios países a nivel mundial. En 2000, los países miembros del Mercosur y la Unión Europea iniciaron negociaciones sobre un tratado de libre comercio.

brown volkswagen beetle parked outside between buildings
Foto: Fineas Anton Pexels.com

Misiones diplomáticas residentes

Argentina tiene una embajada en Roma y un consulado general en Milán.

El país de Leonardo Da Vinci tiene una embajada en Buenos Aires y consulados generales en Bahía Blanca, Córdoba, La Plata y Rosario y consulados en Mar del Plata y Mendoza.

By Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

Dejá una respuesta