Fuente www.focus.de

La aerolínea Pegasus canceló y reprogramó varios vuelos a Turquía porque la empresa Global GSRM no tenía suficientes empleados para hacer el servicio de embarque. Hubo tumultos en el mostrador de facturación e incluso la policía tuvo que intervenir. Según la información que proveyó el aeropuerto de Düsseldorf, línea turca canceló 5 de los 17 vuelos previstos y trasladó 6 salidas más a otros aeropuertos.

“Lamentamos la situación y los inconvenientes asociados para nuestros pasajeros y el apoyo con nuestro propio personal para informar a los pasajeros sobre la situación”, señaló un portavoz del aeropuerto el sábado por la tarde. Cientos de pasajeros habían hecho colas, algunos durante horas.

“Si la policía no hubiera venido, podría haber salido peor”,

cito un empleado de Global GSRM


Según el “Rheinischer Post”, la policía tuvo que actuar para evitar que la situación empeorara. Después del trabajo, la policía tuvo que escoltar a algunos empleados afuera para protegerlos de los viajeros enojados. “Si la policía no hubiera venido el viernes a ayudarnos, podría haber resultado aún peor”, dijo una mujer que trabajaba en uno de los mostradores de Pegasus, el “Rheinische Post”. “Los policías tuvieron que llevarnos al taxi para que no nos atacaran”.

“El trabajo era casi imposible incluso antes de la temporada navideña”

agente de check-in

El domingo, Pegasus mencionó la falta de personal en el manejo como argumento. En la empresa ejecutora, doce empleados se reportaron enfermos el viernes. “Desafortunadamente, no pudimos influir en eso”, dijo la aerolínea. Además del domingo, también se planean vuelos adicionales a Estambul el lunes y martes para reemplazar los vuelos cancelados. Pegasus está tratando de compensar y se pondrá en contacto con todos los pasajeros afectados.

Eugenio Manzano – Director Ejecutivo Global GSRM GmbH

Global GSRM GmbH en Alemania

Un portavoz de Global GSRM, la compañía responsable del manejo de pasajeros, dijo al “Rheinische Post” que las aerolíneas y los proveedores de servicios atravesarían un momento difícil.

“Tuvimos que aumentar todo del 20 al 120 por ciento en unos pocos días”, citó el diario al portavoz. Además, el proceso de registro se ha vuelto significativamente más complicado debido a Corona.

Para controlar los problemas, están trabajando en una solución conjunta con otros proveedores de servicios. Espera que la situación se alivie pronto.

Un empleado anónimo le dijo al periódico: “Nuestros niveles de personal están tan reducidos que el trabajo era difícil de manejar incluso antes de la temporada navideña”. Y además: “Durante la pandemia, al menos once personas que eran responsables del check-in tuvieron que dejar la empresa”.

En Düsseldorf, por ejemplo, solo se contrata a diez personas. Eso significaba que los empleados tenían que hacer varios turnos seguidos. Un colega incluso le dijo al empleado que no fue identificado que había “trabajado 56 días seguidos”.

Otro empleado de Global GSRM dijo al “Rheinische Post” que se necesitarían al menos seis empleados más para las prisas de las vacaciones de verano. El fin de semana, tres empleados estuvieron ausentes: “Ya no pueden”. Eso luego llevó al caos durante el manejo en el aeropuerto de Düsseldorf. “Realmente no sabemos cómo se supone que funcione todo esto”.

La empresa tiene su base en el aeropuerto de Frankfurt, en la terminal 2, oficina 149/5.311, donde recibe habitualmente las quejas de los pasajeros y sobre sus servicios a los largo de sus distintas representaciones en los aeropuertos de Múnich, Berlín, Stuttgart, Hannover, Colonia, Hamburgo y Düsseldorf.

Caos en el aeropuerto de Düsseldorf por falta de empleados de Global GSRM
Christopher Bedekian – Gerente General Global GSRM GmbH

El director ejecutivo, Eugenio Manzano, junto a su gerente general Christopher Bedekian, habrían recibido constantes quejas y denuncias por acoso laboral e incumplimiento de normas de seguridad. Incluso, algunas ex empleadas habrían admitido haber sido víctimas de alguna forma de acoso sexual, pero que no se habrían animado a denunciar por miedo a las represalias.

Recientemente Pegasus canceló su contrato con esta empresa y el International Consolidated Airlines Group, S.A. está reevaluando sus contratos. En 2017 Global GSRM perdió su contrato con la aerolínea de Latvia, Air Baltic, por servicio ineficiente. De acuerdo con ex empleados y pasajeros frecuentes, es la peor empresa de handling de Alemania.

International Consolidated Airlines Group, S.A. 

International Airlines Group o simplemente IAG, es una compañía Holding angloespañola resultado de la fusión de Iberia LAE y British Airways, que se hizo efectiva el día 24 de enero de 2011. Esta sociedad suma una facturación conjunta superior a los 22.850 millones de euros y es el sexto grupo de aerolínea más grande del mundo por ingresos y el tercero en Europa, precedida por Air France-KLM y Lufthansa (Lufthansa Group).

Tras la adquisición de Aer Lingus, la compañía cuenta con una flota de 541 aviones y vuela a 274 destinos. Entre todas las compañías del grupo (IberiaBritish AirwaysLevelVueling Airlines y Aer Lingus) transportan conjuntamente más de 100 millones de pasajeros al año

Aeropuerto de Düsseldorf: Escalada debido a vuelos a Turquía | WDR

By Cesar Luis Muzi

Magíster en Medios & Comunicación Management en Macromedia University (Múnich, Alemania). Licenciado en Periodismo en la Universidad del Salvador (Buenos Aires, Argentina). Fotógrafo profesional de Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y de la Escuela Argentina de Fotografía (EAF) con Alfredo Willimburgh.

3 thoughts on “La falta de empleados de Global GSRM creo un caos en Düsseldorf”
  1. Buenísimo el artículo que ha escrito este chico, todo lo que cuenta es absolutamente verdad, me atrevería a decir que se queda corto todavía.
    Conozco muy bien esta empresa y son el “Business” del caos, no conozco a nadie que hable bien del “Señor Manzano” (por llamarle señor) y mucho menos de ese personaje llamado Bedekian. Los empleados no aguantan porque los explotan a trabajar en pésimas condiciones, trabajan semanas seguidas sin tener un día libre, sin coger vacaciones, sin tener las horas reglamentarias de descanso entre un turno y otro…y si ya nos centramos en el servicio al pasajero, solo tenemos que leer la última noticia de lo ocurrido en Düsseldorf para tener una clara idea del tipo de empresa de la que hablamos.

  2. Te felicito por sacar a la luz la oscura realidad de esta empresa. Los que hemos estado dentro somos los que sabemos lo que es la explotación y el acoso laboral.

    1. Excelente artículo. Espero que las autoridades alemanas ya hayan tomado cartas en el asunto porque los empleados de esa empresa nefasta no pueden seguir sufriendo más atropellos. Esa empresa no toma en cuenta las horas excesivas y días sin descanso que trabajan sus empleados por el sólo hecho de ganar dinero a costa de la explotación de su personal. Un último detalle: tienen como encargada de RRHH a una inoperante persona llamada Lena Struckmeier quien no sólo envía cartas de despido a personas equivocadas sino que al redactar se confunde fechas y horarios sin mencionar que no realiza la liquidación de sueldos de la manera correcta. Claramente su permanencia en la empresa no es por su aptitud y profesionalismo sino más bien por lo que ya conocen todos: su amorío.

Dejá una respuesta