El histórico supermercado comodorense dejará de estar en manos de la familia Escribano. La Cooperativa Obrera comprará tres sucursales de la cadena y las demás quedarán en un sistema de alquiler. Los 260 empleados mantendrán sus puestos de trabajo y su antigüedad. La Proveeduría cerrará sus puertas después de casi 40 años de historia en Comodoro Rivadavia y dará paso a la firma bahiense.

La Proveeduría llegó a emplear alrededor de 500 personas entre personal en relación de dependencia, personal de apoyo y servicios terciarizados. Cuenta con 9 sucursales en el sur de la Provincia de Chubut distribuidas entre Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, lo que lo consolida como el supermercado con mayor cobertura geográfica del área metropolitana de Comodoro Rivadavia, y uno de los más importantes de la Patagonia.

Sus operaciones están concentradas en un home base estratégico, ubicado en el barrio industrial de Comodoro Rivadavia, conformado por un importante centro de distribución, una moderna sede administrativa y un centro de elaboración de panificados, repostería, confitería y pastas.

La negociación no fue sencilla para la familia Escribano después de 40 años. El interés de la firma bahiense existía desde hace varios años, pero las condiciones no convencían a los propietarios de La Proveeduría. Los impuestos y las obligaciones cotidianas hicieron que el día a día fuera cada vez más desgastante. La oferta, que estaba sobre la mesa, era cada vez más tentadora

Las negociaciones comenzaron con el único requisito de mantener los 260 puestos de trabajo y que los empleados conserven su antigüedad. La firma bahiense aceptó y se pactó la compra de tres sucursales más un sistema de alquiler para las demás.

“Sin el traspaso del personal, la negociación no se hacía. Fue la única condición que pusimos porque somos una empresa familiar y lo sentíamos así. El personal tiene un valor importantísimo. La Cooperativa también tiene un criterio más humanístico que le permitió entender perfectamente nuestro pedido”, subrayó.

Ahora la empresa de la familia Escribano pasará a la Cooperativa Obrera. La firma bahiense es la mayor cooperativa de consumo del país con más de 2.200.000 asociados, generando más de 6 mil puestos de trabajo de manera directa. Cuenta con 136 sucursales en 67 ciudades de las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén y Santa Fe.

No son días fáciles. Los dueños de La Proveeduría no pueden ocultar su tristeza por vender parte de lo que significa su familia. “Yo personalmente siento una gran tristeza. No puedo no sentir eso. Uno se desprende de algo muy querido con mucha historia de mis padres y mis hermanos, de toda mi familia”, sostuvo.

Alberto recuerda una y otra vez su pasado en “Los Tres Pibes” llevando pedidos a diferentes casas. Su despedida de La Proveeduría marca el fin de una etapa de su vida y de la de muchos comodorenses.

“La Proveeduría está muy metida en la piel. Son muchas cosas que uno recuerda. Y la gran barata es una forma de agradecimiento hacia la población. Es una forma económicamente de decir ‘te estoy devolviendo algo’”, sostuvo Escribano, que el 1 de febrero entregará las llaves de las sucursales que todavía llevan el nombre de La Proveeduría.

By Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientación Rural en Centro Educativo para la Producción Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Diplomado en Periodismo Digital, conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: