El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde en Casa Rosada a la vicepresidenta electa de Colombia, Francia Márquez Mina, compañera de fórmula de Gustavo Petro, quienes asumirán sus cargos el 7 de agosto. Durante el encuentro, dialogaron sobre los desafíos de la región en materia ambiental y derechos de las personas afrodescendientes. A su vez, analizaron la coyuntura internacional y la agenda de trabajo común entre la Argentina y Colombia.

Márquez es la primera afrocolombiana y la segunda mujer en ser vicepresidenta de su país. Se graduó como abogada en Cali y fundó el movimiento Soy porque somos. Su labor como defensora medioambiental y representante de las víctimas del conflicto armado en el marco del Proceso de Paz le valió varios premios nacionales e internacionales.

Del encuentro también participaron el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Cambio Climático, Desarrollo Social e Innovación, Cecilia Nicolini; el senador de la República de Colombia, Alexánder López; el coordinador político, Carlos Rosero y los asesores de la vicepresidenta electa,  Yerney Pinillo y María Elvira Solís.

Francia Márquez defendió su “proyecto de nación” para Colombia

La vicepresidenta electa de Colombia, Francia Márquez, aseguró este sábado en Buenos Aires que junto al futuro presidente, el izquierdista Gustavo Petro, tiene “toda la capacidad para liderar un nuevo proyecto de nación”, a solo una semana de que asuma el cargo de forma oficial.

“Gustavo Petro y Francia Márquez creemos que tenemos toda la capacidad para liderar un nuevo proyecto de nación, un proyecto que se piensa desde abajo, desde la raíz, desde la periferia, para la justicia, justicia social”, dijo la activista en un acto en el Centro Cultural Kirchner de la capital argentina, tercera parada de una gira latinoamericana previa a asumir.

Según Márquez, primera mujer afro en llegar a la Vicepresidencia de Colombia, “muchos millones de seres humanos” han sido afectados por la política neoliberal que ha tenido su país, por lo que remarcó que el desafío de su Gobierno será “un cambio en favor de la paz, de la justicia social, de la justicia racial y de género”, pero también “en favor de la dignidad y del cuidado de la casa grande”, en referencia a la preservación de la tierra.

“Y ese desafío lo asumimos con responsabilidad, con los pies colocados sobre la tierra y con todo el amor y compromiso que ello implica”, agregó la política en el acto, una entrevista pública introducida por el premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel y realizada por la militante feminista Verónica Gago, con multitud de personas como público, entre ellas miembros de organizaciones como Madres de Plaza de Mayo.

Con todo, la activista recalcó que “el mayor desafío” que tendrá su Gobierno será “el logro de la paz”.

“El principal reto es lograr silenciar los fusiles en nuestro país, pero la paz no es solo el silenciamiento de los fusiles, sino atacar las causas que generaron la violencia, el conflicto armado. Y esas causas tienen que ver con el hambre, con la falta de garantía de derechos, con el abandono del Estado, con el racismo”, argumentó.

“Nosotros ya hemos dicho que vamos a retomar el avance hacia la paz, que implica la implementación de los acuerdos firmados entre las FARC y el Estado colombiano, sin dilaciones”, señaló, y recordó que se va a reestablecer la mesa de diálogo con el Ejército de Liberación Nacional.

También reiteró su plan para que, en el ámbito regional, Colombia “lidere el camino de la legalización de las drogas usando varias perspectivas”.

“El cambio del uso de la hoja de coca y la marihuana. Se puede generar una industria económica en términos farmacéuticos, alimenticios, de industria textil… que les genere oportunidad a las mismas comunidades que han sido víctimas tanto del narcotráfico como la política de drogas”, dijo.

Y remarcó el enfoque de atención del consumo problemático como un problema de salud pública y no como uno de criminalidad.

Al rememorar la campaña electoral con Petro, Márquez se mostró tajante: “Nada de lo que hicimos en campaña fue simplemente marketing”, afirmó entre risas.

“Al contrario: transgredimos el marketing político ya establecido”, señaló, para asegurar: “Nada fue solo marketing, creo que hicimos una campaña muy desde el corazón, nuestras propias vivencias y desde la realidad, por eso los jóvenes nos escucharon, las mujeres, los campesinos nos escucharon”, subrayó.

Una “hermana y amiga”

Al presentar a la vicepresidenta electa, Pérez Esquivel la definió como “hermana” y “amiga”.

“Van a tener muchas dificultades, pero sabes que cuentas con el pueblo argentino y vamos a seguir juntos y juntas”, dijo el premio Nobel, para quien es necesario cambiar la mirada de toda Latinoamérica.

“Ser pueblos libres. Y para eso necesitamos de las luchas, las experiencias, de la solidaridad, y hoy este desafío que tienen en Colombia es una lucha que continúa. Y es cambiar también, superar las muertes, las violaciones de los derechos humanos, la situación tan trágica que vive el pueblo colombiano, el derecho de hombres y mujeres en sus diferencias, pero también en la igualdad de derechos”, indicó.

Márquez inició esta semana un viaje que ya la llevó a Brasil, donde mantuvo reuniones con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y representantes del movimiento negro brasileño, y a Chile, donde fue recibida por el presidente Gabriel Boric.

Tras su paso por Buenos Aires, donde este viernes fue recibida por el presidente, Alberto Fernández, y la vicepresidenta, Cristina Fernández, la siguiente y última parada será Bolivia.

By Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientación Rural en Centro Educativo para la Producción Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Diplomado en Periodismo Digital, conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: