El enfermero Artemides Zatti, conocido como el “pariente de todos los pobres” por su labor en el sur argentino, al servicio de las personas necesitadas durante la primera mitad del siglo XX, fue canonizado luego de que el Vaticano reconiciera un milagro a través del cual sanó a un hombre en Filipinas.

Zatti, nacido en Boretto (Regio Emilia, Italia) el 12 de octubre de 1880, vivió en la Argentina desde 1897 hasta su muerte en 1951, en donde desarrolló una carrera como enfermero que lo acercó a los más pobres a partir de su incorporación al movimiento de los Salesianos de Don Bosco.

“Declaramos y definimos santos a los beatos Juan Bautista Scalabrini y Artémides Zatti y los inscribimos en el registro de los Santos, estableciendo que en toda la Iglesia sean devotamente honorados entre los Santos”, sostuvo Francisco a las 10.30 de Roma (5.30 de Argentina) al anunciar durante una misa en la Plaza San Pedro la proclamación oficial del enfermero y del sacerdote italiano también canonizado este domingo.

Zatti, quien había sido declarado beato por Juan Pablo II en 2002, fue canonizado luego de que se reconociera el milagro logrado a través de su intercesión en la curación de un hombre que sanó de un “ictus isquémico cerebeloso derecho, complicado con lesión hemorrágica voluminosa”, en agosto de 2016 en Lipa, Filipinas.

Para Francisco, “el hermano salesiano Artémides Zatti fue un ejemplo vivo de gratitud”, según afirmó durante la homilía en la misa en la que inscribió al “pariente de todos los pobres” como un nuevo santo .

“Curado de la tuberculosis, dedicó toda su vida a saciar las necesidades de los demás, a cuidar a los enfermos con amor y ternura. Se dice que lo vieron cargarse sobre la espalda el cadáver de uno de sus pacientes”, recordó Jorge Bergoglio al canonizar a Zatti.

En comunicacion con Norma Anastasio, sobrina nieta descendiente de la familia Zatti, nos detalla “Artémides emigró a Argentina en 1897 huyendo de la miseria q había en aquel continente en esos tiempos. Desembarcó en Bahía Blanca. (En Cabildo nunca estuvo). En Bahía visitaba parroquias dirigidas por SALESIANOS. De Bahía se fue a Bernal, cómo aspirante a SALESIANO. Fue en ese lugar q se enferma de tuberculosis y le promete a la virgen q si se curaba se iba a dedicar al cuidado de los pobres y hacerse cargo de ellos. Se curó y de ahí el lema de su canonización: “CREI, PROMETI Y SANÉ”. De Bernal lo enviaron a Viedma a cumplir su promesa y misión.

Yo lo conocí a partir del abuelo Constante habla de él como, “El tío Artémides”, para mí era súper normal, era como hablar de cualquier tío. Cuando alguien se enfermaba decía “VAMOS A PEDIRLE AL TIO”. Pasados los años mi primer estampita me la regaló la tia “Quica”. Con esa estampita en el bolsillo, viajaba a dedo a Bahía a estudiar enfermeria. Le pedía al tío que si me dejaba volver todos los días a mi casa , en cuanto me reciba lo iba a visitar a Viedma. Y así fue! Nunca me pasó nada malo y me dió fortaleza para terminar de estudiar.

norma anstasio
Norma Anastasio, sobrina nieta.

“Como enfermera espero poder hacer honor al apellido”, indicó, y agregó: “San Zatti nos muestra un camino difícil de transitar y nos dice que desde el amor, la paciencia, el compromiso hacía los más necesitados, se puede, el representa para el mundo y nuestra familia un símbolo de esperanza, alegría y gratitud”

San Artémides fue primo de mi abuelo Constante Zatti, papá de mi madre, de la tía Quica, tía Alicia, y de 4 tíos más entre ellos el Padre Humberto Zatti. Artemides recorría kilómetros en bicicleta para ayudar a los pobres, el enfermero al que los médicos pedían consejos.

Prometió que si se curaba de la tuberculosis, se dedicaba a cuidar enfermos y escribió unos artículos en 1901 sobre eso. Entre 1901 y 1902 lo ponen a que cuide a Ceferino Namuncurá, quien es beato también. Ceferino se va a Italia y desde allí le envió una postal por haberlo cuidado”

Reseñó que “el primer milagro fue la cura sin lógica de una pierna con gangrena de un seminarista y el segundo en Filipinas, un hombre que tuvo un ACV con complicaciones tremendas y sin explicaciones no le quedó ninguna secuela. Todo eso chequeado con la ciencia, no es comentario, son pruebas. Ese es el milagro que lo conduce a la canonización”.

Zatti fue perseguido por razones políticas, “había gente que no le gustaba lo que hacía. Nunca recibió un peso por nada, hacía sus recorridos en bicicleta, bajo la lluvia, le quisieron regalar un auto y no lo aceptó”.

“Hay una anécdota que le querían recompensar con plata, pero pidió que se lo comprara en algodón y otros insumos. En ese entonces no había morgues y si estaba en la sala, él daba su cama para que el fallecido estuviera allí hasta la sepultura”, recordó

“En Bahía hay una iglesia en calle Villarino que tiene una reliquia de Zatti: un pedacito de hueso y un pedacito de guardapolvo. Hay una enfermería en calle Pacífico con su nombre. En 2011 supe de un equipo de fútbol que se llamaba los bigotes de Zatti”.

La emoción de recibirla noticia de la proclamacion fue indescriptible!!. Cuando anunciaron que Artemides Zatti iba a ser Santo, fue el día de mi cumpleaños (lo tome como una señal). Es probable que sea patrono de los enfermeros también.

artemides zatti

By Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientación Rural en Centro Educativo para la Producción Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Diplomado en Periodismo Digital, conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: