El Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, avanza con la transformación en autopista del Paso Urbano por Bahía Blanca, el proyecto que abarca 11 kilómetros de las rutas nacionales 3 y 33, en el suroeste de la ciudad.

Con un grado de avance físico del 41,5 %, esta actualización de la red de accesos a Bahía Blanca contempla la construcción de dos carriles ascendentes y dos descendientes, la ejecución de once puentes y nueve pasarelas peatonales. A su vez, se instalarán 1.500 luminarias, así como árboles y arbustos para integrar la nueva infraestructura vial con el medioambiente.

En los próximos días se ejecutarán tareas de terraplenes con compactación especial; excavación para fundaciones de arte y colocación de caños en alcantarillas. Por otro lado, fabricación de escamas para muros de suelo, reubicación de servicios públicos existentes y hormigonado de armaduras, columnas, dinteles, estribos, losas de calzada y vigas transversales.

Considerada una de las obras de mayor envergadura de la región, la denominada Autopista Paso Urbano comprende una intervención que se extiende desde los últimos 8,3 kilómetros de la RN 33 (ex Camino Sesquicentenario) en la rotonda de Bosque Alto hasta la intersección con la RN 3 sur, con un distribuidor vehicular en altura en el paraje conocido como El Cholo. Finalmente, la obra se desarrolla a lo largo de otros 3,5 kilómetros hasta la intersección con el canal Maldonado.

“Estamos muy contentos con el ritmo que está teniendo esta obra, que es la materialización de un sueño, no solamente de las personas de Bahía Blanca y Tornquist, sino de toda la región que utiliza la RN 33 y la RN 3 como vía de acceso hacia la zona portuaria y de transición hacia el sur del país. Esta autopista es un ejemplo de todo ese esfuerzo y un ejemplo de decisión política del presidente Alberto Fernández de desplegar obra pública en todo el territorio para dar soluciones –en este caso viales-, dinamizando la economía en cada una de las regiones del país”, afirmó el jefe del distrito local, Gustavo Trankels.

La autopista Paso Urbano es muy esperada por las y los bahienses, ya que la zona es un nudo de tránsito donde confluyen las rutas nacionales más importantes del sur de la provincia de Buenos Aires –RN 3, 33, 22, 35 y 252–. El tramo, utilizado diariamente por más de 20.000 vehículos, es además la puerta de entrada al puerto de Bahía Blanca.

En relación a la obra, el administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, manifestó que “gracias a la firme decisión política del presidente Alberto Fernández y del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, volvimos a poner en marcha los principales trabajos de esta obra tan necesaria para Bahía Blanca y la región, que durante la gestión de gobierno anterior había tenido un escaso avance y había quedado paralizada en su totalidad en el año 2019”.

Asimismo, Arrieta indicó que “es una de las obras de mayor envergadura que actualmente están en ejecución en todo el territorio nacional”. “La transformación de las dos rutas en autopista repercutirá positivamente no solo desde el punto de vista social, sino también habitacional y económico en la zona”, concluyó el funcionario nacional.

By Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientación Rural en Centro Educativo para la Producción Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Diplomado en Periodismo Digital, conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: