El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, lideraba el conteo de votos en el balotaje con el 50,82% frente al 49,18% del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuando restan escrutar menos del 2% de los votos. Lula da Silva será el nuevo presidente de Brasil, después de ganarle este domingo al mandatario Jair Bolsonaro en un histórico balotaje que permitirá que el líder de izquierda llegue al poder por tercera vez.

Unos 150 millones de brasileños estaban habilitados para votar hoy. Más del 20% del electorado se abstuvo de hacerlo en la primera vuelta y gran parte del esfuerzo final de ambos candidatos estuvo destinado a potenciar la concurrencia a las urnas.

El expresidente Lula, de 77 años, votó en una escuela del cordón industrial de San Pablo. “Esta elección no define solo un modelo de país, sino que define un modelo de vida para los brasileños“, sostuvo, vestido con una guayabera blanca, luego de salir de la misma escuela donde se votó a sí mismo por primera vez para presidente en 1989. “Por eso, es la elección más importante de mi vida, por un proyecto para que la democracia sea vencedora”, agregó.

El veterano líder de izquierda abogó por relanzar el proceso de integración sudamericana y latinoamericana, reforzando el Mercosur y recomponiendo a la Unasur para poder negociar con las grandes potencias en pie de mayor igualdad.

En la primera vuelta, Lula se impuso por 48,4% a 43,3%, pero Bolsonaro tuvo un desempeño mucho mejor que el que habían predicho las encuestas.

El expresidente promete “arreglar el país”, impactado todavía por la crisis de la pandemia de coronavirus y sus 688.000 muertos, que ha achacado a una pésima gestión de la crisis sanitaria por parte de Bolsonaro.

Lula ha hecho hincapié en los logros socioeconómicos en sus dos mandatos, entre 2003 y 2010, cuando 30 millones de brasileños salieron de la pobreza con iniciativas sociales financiadas con un ‘boom’ de las materias primas que exporta Brasil.

El plan de gobierno de Lula

Desarrollo económico con inversión

• Definición con los gobernadores de los 27 estados de un plan para reanudar las obras de los proyectos paralizados y definir los proyectos prioritarios.
• Estimulación y ampliación de consumo interno, desarrollo del comercio, servicios, agricultura alimentaria e industria, a través de financiación y cooperación -nacional e internacional- para la inversión pública y privada.
• Inversión en servicios públicos y sociales, infraestructuras económicas y recursos naturales estratégicos.
• Construcción de una nueva legislación laboral, mediante un debate entre gobierno, empresarios y trabajadores, que asegure los derechos de los trabajadores y de seguridad social y salarios dignos.

Desarrollo social con trabajo e ingresos

• Establecimiento de un salario mínimo, con incremento anual por encima de la inflación.
• Promoción de una nueva ayuda familiar de equivalente a 112 dólares como valor permanente, más 28 dólares por cada hijo hasta 6 años; y de un programa de renegociación de deudas de millones de familias, con descuentos y baja tasa de interés.
• Aplicación de un impuesto de Renta, Cero para quienes ganen hasta 940 dólares, y promoción de la igualdad salarial entre hombres y mujeres que ejercen la misma función.

Desarrollo sostenible y transición ecológica

• Iniciación de la transición energética y ecológica en la industria minera.
• Reactivación de los planes de deforestación cero en la Amazonía y de emisión cero de gases de efecto invernadero en la matriz eléctrica.
• Incentivo económico para la agricultura familiar con crédito, garantías y asistencia.
• Creación de un Ministerio de Pueblos Indígenas. Reconstrucción de los organismos de inspección y control de la deforestación, y terminar con la minería ilegal en tierras de comunidades originarias.

Educación

• La educación y la ciencia serán tratadas como una inversión y no como un gasto, con especial énfasis en la educación pública, universal y de calidad, construcción de guarderías, aumento de recursos para las comidas escolares, implementación de educación de jornada completa, becas y conectividad.

Salud

• Inversión en el publico Sistema Único de Salud, en la Farmacia Popular y en la atención integral de la salud de la mujer.
• Extensión del servicio de emergencias a todo el país.
• Creación del Centro Nacional de la Telemedicina.
• Reconstrucción del Programa Nacional de Vacunación.

Vivienda e infraestructura

• Reactivación del programa Minha Casa Minha Vida (Mi casa mi vida) para garantizar el empleo y la vivienda para millones de brasileños.
• Universalización del acceso a la electricidad y al agua con la reconstrucción de programas como “Luz para todos” y “Cisternas”.
• Reanudación de las obras de los proyectos paralizados y estructuración un nuevo Programa de Aceleración de Crecimiento para reactivar la construcción civil y la ingeniería pesada.

Seguridad

• Creación del Ministerio de Seguridad Pública para implementar un sistema unificado con fuerzas policiales bien equipadas, entrenadas y remuneradas.
• Reactivación del Programa Nacional de Seguridad Pública Ciudadana para invertir en la capacitación y profesionalización de los policías.
• Revocación de decretos y ordenanzas que permiten el acceso irrestricto a las armas.

Derechos humanos y ciudadanía

• Erradicación de la discriminación estructural, el machismo, el racismo, la LGTBfobia, los prejuicios contra las personas con discapacidad y personas mayores, y recuperación de programas sociales, como Vivir sin límites.
• Refundación del Ministerio de la Mujer para combatir la violencia y garantizar sus derechos, y del Ministerio de Igualdad Racial, con el objetivo de promover la inclusión, la participación, el reconocimiento y las nuevas oportunidades.

lula
Fuente TELAM

By Cesar Luis Aguero

Bachiller con Orientación Rural en Centro Educativo para la Producción Total N3 pje Don Alfredo, Emprendedor, Diplomado en Periodismo Digital, conocimiento en BPM, POES, coordinador de eventos sociales, compras insumos, Runner.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: