Punto

Contents

Para el armado o terminación de una prenda se suelen usar puntos de costura a mano. A continuación, en compañía de Espacio Magenta describiremos y graficaremos los más utilizados.

Punto

Bastilla.

Se hace de derecha a izquierda, pasar la aguja de arriba hacia abajo y viceversa. Las puntadas debe ser muy pequeñas. Se usa para realizar frunces reducidas o embellecer, es decir, acortar una pieza de mayor longitud sobre otra menor. Para obtener un mejor resultado es conveniente hacer dos hileras de bastillas.

Punto

Hilván.

Se realiza siempre de derecha a izquierda, como la bastilla, pero con puntadas más largas de 0,5 a 1 cm, aproximadamente. Se aplica para sujetas dos o más telas, cuando se las prepara para hacer una costura de máquina. Para lograr una mayor sujeción de las partes, hacer una puntada corta y otra larga.

Punto

Punto Flojo.

Se hacen una o dos puntadas de hilván y se deja un rulo o bucle. Se usa para marcar las líneas de costura de una prenda. Luego de armado, separar las dos telas hasta tensas el hilo y cortar por el medio.

Pespunte.

Es un punto manual muy fuerte. Se trabaja de derecha a izquierda sacando el hilo por el derecho de la tela. Introducir la aguja por el derecho de la primera puntada y sacarla de nuevo por el derecho, a la izquierda de la primera. Repetir siempre la técnica en una línea continúa separando las puntadas, o máquina.

Punto atrás.

Se hace igual que el pespunte, pero uniendo las puntadas. Se usa para sujetas una tela con otra pero con mayor firmeza que con una bastilla. De este modo, se evita que se deslicen las telas finas.

Punto

Surfilado.

Se realiza de izquierda a derecha sobre los bordes de una prenda, para evitar que se deshilache. Puede hacerse sencillo o doble. También se puede llevar a cabo a máquina, con una puntada de zigzag. En alguna tela, reemplazar por la tijera de picado.

Punto cruzado.

Se hace de izquierda a derecha, cruzando los hilos en cada puntada. Se utiliza para sujetar entretela, vistas y puños como así algunos dobladillos de prendas forradas.

Dobladillo.

Se realiza doblando el borde de la tela y haciendo puntadas pequeñas, levantando solo un hilo, para que no se note sobre el lado derecho de la tela. Es fundamental coser flojo.

Hilván inclinado.

Se hace de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba, en forma inclinada. La aguja se saca a la izquierda de donde se clavó, por lo menos a 1/2 cm. Se usa para sujetas vistas, tapas de cuellos y puños.

Punto

Ojal bordado a mano.

Para surfilar, se hace con hilo común y para bordar, con hilo cordonet.

1. Sujetar la vista y el delantero con un hilván inclinado y marcar el ojal con el diámetro del botón más 2 mm.

2. Abrir el ojal y surfilar los bordes del corte con hilo común. Planchar para asentar.

3. Introducir entre la vista y el delantero una aguja con el hilo que servirá de cordón. Luego, tomar una aguja enhebrada con suficientes cordones para completar el ojal. Comenzar a bordar el ojal en el extremo donde se pasó el cordonet anterior y dar puntadas muy parejas.

4. El ojal terminado se verá con puntadas entrelazadas. Los extremos pueden terminarse con varias puntadas de atraque o en forma redondeada.

Punto

Presillas a mano.

Fijar varias puntadas entre dos puntos del género, cuya distancia y longitud dependerá del diámetro del botón. Envolver estos hilos, marcando las lazadas de derecha a izquierda. Terminar rematando con unas puntadas por detrás.

Punto

Botones.

Comenzar marcando en la vista el sitio donde irán los botones. Para que estos no queden al ras de la tela, se recomienda colocar un alfiler o una aguja por debajo del botón y levantar tanto como requiera el grosor del ojal. Dar puntadas de un lado hacia otro, pasando por los agujeros del botón una y otra vez, dar unas vueltas por debajo del botón y rematar con puntadas por el revés.

Punto

Punto espejó.

Se hace de derecha a izquierda. Primero, introducir la aguja sacando el hilo en el borde inferior. Luego, en la misma dirección, introducir la aguja en el borde superior y avanzar por el interior, volviendo a sacar la aguja por el borde superior. Se utiliza para unir dos piezas en forma invisible, como es el caso de la colocación de cuellos y puños.

Broches a presión.

Marcar el lugar donde se colocara el broche. Coser primero la pieza sobresaliente, luego superponer aquella donde irá el broche hueco y presionar para que quede marcado el punto donde se pondrá la segunda pieza. Coser cada orificio del broche con varias puntadas envolventes.

Punto

Ganchos.

Ubicar la pieza del gancho, teniendo la precaución de que no sobresalga del borde de la prenda. Cubrir el contorno, de ambos aros, con puntadas envolventes, fijando el gancho macho a la tela. Sin cortar el hilo, sostener con varias puntadas la parte baja del gancho. Proceder del mismo modo para colocar la pieza hembra.


Warning: Undefined variable $post in /home4/infoca/public_html/wp-content/themes/newsup/inc/ansar/hooks/hook-index-main.php on line 117

By Mariel Aguero

Editora de Columna Mundo Music, Emprendedora, Personal Trainning, Diplomada en Periodismo Digital, notera en Que Pasa Ciudad, Twitter, Facebook, Instagram, Notas Música, Artistas, Instituciones y ONGs

Dejá una respuesta

Infocabildo